Monthly Archives Febrero 2017

Regreso del Mercado

José A Mari- Llama la atención en esta imagen el hombre que sostiene un mapa de Puerto Rico donde vemos el tercio este de la isla, incluyendo a Vieques y Culebra. Por qué estas personas andaban con un mapa o si el mismo fue añadido por el artista que coloreó la foto es un detalle que probablemente nunca conoceremos. Véanse los dos jarros grandes, repletos quizás de miel o ron, en la canasta del caballo a la izquierda; el joven en primer plano tiene un jarro más pequeño a sus pies. Seguir Leyendo

Yerba del sapo

También conocida como flor de Santa Lucía, la yerba del sapo es una flor con dos pétalos azules o blancos que se unen al final, un pétalo blanco más pequeño, un estambre y varios estigmas amarillos. Se suele nombrar como flor verde porque la inflorescencia descrita está protegida por una espata verde, muy influyente y determinante en la presentación final de la flor. Significado de las flores verdes Las flores verdes se apropian totalmente del significado de ese color esplendoroso y por ende simbolizan la alegría, el optimismo y la esperanza. Se dice que el verde es reservado y resultante de la combinación armónica entre el cielo y el Sol, azul y amarillo, respectivamente. Por tanto, además de lo ya dicho, los elementos que lo contienen, como las flores, pueden denotar naturaleza, juventud, descanso, equilibrio, armonía y deseo, además de lo ya mencionado. Desde pequeño sabrás que el color verde simboliza y transmite esperanza y optimismo. En tal sentido, las flores con ese matiz también lo hacen, por lo que pueden constituir un elemento importante en muchos contextos en los que debemos alegrar a una persona con algo natural e inspirador. Seguir Leyendo

Hermelido Ruiz Mestre: del Pepino para el Mundo

Por Hermelindo Ruiz- Nació el 11 de noviembre de 1987 en el Hospital San Carlos de Moca. De ambos padres pepinianos, Hermelindo fue criado entre los barrios Perchas 1 y Mirabales de San Sebastián. Su nombre fue copiado de su papá, quien se llama Hermelindo Ruiz Hernández. Su madre es Nélida Mestre Palau. Es el segundo de tres hijos; tiene una hermana mayor (Johanna) y un hermano menor (Abdiel). Su primera experiencia en la música fue en la escuela pública Laurentino Nieves, en Mirabales, cuando comenzó a participar como cantante en las competencias de décimas puertorriqueñas, guiado por los consejos de su maestra Mayra Cabán. El 22 de abril de 1998, con 10 años de edad, fue ganador de un segundo lugar en la competencia de trova del Distrito Escolar de San Sebastián, en el cual representó a su escuela. Es más o menos para este tiempo que, mientras veía televisión en su casa, vio un grupo musical del que le llamó la atención la guitarra. Su papá notó su interés y acordó con el niño que, para adquirir el instrumento, debía trabajar en la finca para conseguir la mitad del dinero necesario, y él podría ayudar con la otra Seguir Leyendo

Lección de Ecología

En la fila del supermercado, el cajero le dice a una señora mayor que debería traer su propia bolsa, ya que las bolsas de plástico no son buenas para el medio ambiente. La señora pide disculpas y explica: “Es que no había esta moda verde en mis tiempos.” El empleado le contestó: “Ese es ahora nuestro problema. Su generación no puso suficiente cuidado en conservar el medio ambiente.” Tiene razón, le dice la señora: nuestra generación no tenía esa moda verde en esos tiempos: – En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosa y las de cerveza se devolvían a la tienda. – La tienda las enviaba de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban. – Subíamos las escaleras, porque no había escaleras mecánicas en cada comercio ni oficina. – Íbamos andando a las tiendas en lugar de ir en coches de 300 caballos de potencia cada vez que necesitábamos recorrer 200 metros. – Por entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no los había desechables. – Secábamos la ropa en tendederos, Seguir Leyendo

Las Haciendas en Puerto Rico

Dr. Luis Pumarada- En el Puerto Rico de la época colonial española el término hacienda aplicaba a complejos agrícolas-industriales con cierto grado de autosuficiencia, los cuales cosechaban y elaboraban un producto mayormente destinado al mercado mundial, principalmente café y azúcar. Casi todas las haciendas grandes tenían también un componente comercial, pues se mantenía una tienda para suplir provisiones y mercaderías a trabajadores y vecinos. Solo las contiguas a los pueblos no tenían ese elemento. Haciendas Azucareras Ubicadas principalmente en los llanos costeros y cerca de los puertos, producían azúcar moscabado (mayormente para las refinerías norteameri¬canas) utilizando mano de obra esclava y/o jornaleros. Haciendas Cafetaleras Localizadas en la región montañosa, en la medianía y en la altura, producían café destinado el de mayor calidad al mercado europeo y español (incluyendo este último a Cuba), utilizando agregados, medianeros, jornaleros y a veces esclavos. Tamaño de las Haciendas Las haciendas eran desde pequeñas o “familiares” de entre unas diez cuerdas hasta unas treinta con algún pequeño trapiche animal para caña o despulpadora manual para café, hasta empresas con centenares de obreros o esclavos, mil o dos mil cuerdas de terreno y maquinaria movida por fuerza hidráulica o de vapor. La hacienda azucarera promedio Seguir Leyendo