Abeja común

Categorías: Fauna Casera.

José A. Mari– Los enjambres de la abeja común, doméstica, mielera o melífera, Apis mellifera, encuentran ocasionalmente en las casas un lugar apropiado para radicarse y establecer una nueva colmena. El lugar puede ser un espacio entre dos paredes de madera, entre una tormentera y una ventana, el interior de un mueble en desuso, o un espacio protegido debajo de un alero. Si la presencia de las abejas es inaceptable, debe llamarse a un apicultor para que las remueva, ya que espantarlas o asperjarlas con insecticidas puede irritarlas hasta el punto de generar un ataque. La abeja común se trajo desde Cuba a finales del siglo 18. Las abejas que los apicultores mantienen hoy en apiarios y las muchas colmenas que viven silvestres son producto del cruce entre las abejas de origen europeo que se cultivaban y las africanizadas que llegaron a Puerto Rico a mediados de la década de 1990.

Las abejas visitan las flores para recoger néctar y polen que traen de regreso a la colmena. El polen se almacena en celdas e igual destino tiene el néctar luego de
ser convertido en miel. Ambos productos sirven de alimento para las abejas que laboran en la colmena y para las larvas que se crían en celdas adyacentes. La reina es alimentada con una secreción de las obreras llamada jalea real. En la colonia también habitan algunos machos o zánganos producto de huevos
que no fueron fecundados. Cuando la colmena recibe mucho alimento y se producen muchas obreras, el espacio comienza a reducirse. Cuando esto sucede la reina pone algunos huevos que serán alimentados de modo tal que sus larvas se convertirán en reinas nuevas. Antes de que las reinas nuevas salgan de sus celdas la reina original y muchas obreras salen de la colmena y forman un enjambre que se radica cerca. Poco después el enjambre comienza el proceso de buscar un nuevo hogar, algunas de estas agrupaciones son las que se radican ocasionalmente en las casas. La reina nueva de la colmena original vuela en búsqueda de varios zánganos que la inseminen y regresa a la colmena para comenzar a poner huevos.

La miel de abejas es un producto natural pero eso no significa que es necesariamente beneficioso para la salud. Debemos recordar que se compone de aproximadamente 84 por ciento azúcar y 16 por ciento agua. Aunque también contiene aminoácidos, proteínas, antioxidantes y minerales, las concentraciones de estos nutrientes son tan bajas que no compensan la enorme cantidad de calorías que se consumirían para obtenerlos de la miel.

The following two tabs change content below.
Nació y se crió en Mayagüez. En los años 70, completó un bachillerato en Zoología. Eventualmente, obtuvo un grado doctoral en Entomología de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. De vuelta al Recinto, impartió sus conocimientos como profesor en el Departamento de Biología por 35 años, donde fungió también como director. Se desempeñó además como Director de la Oficina de Publicaciones de la Facultad de Artes y Ciencias, Director de la Oficina de Estudios Graduados y Director de la Biblioteca General. Por doce años, fue editor del Caribbean Journal of Science, revista científica de nuestra facultad.

Últimas Publicaciones de Dr. José A. Mari Mutt (Verlas todas)

Deja un comentario