Algarrobo

Categorías: Maderas.

José A. Mari- Hymenaea courbaril (Fabaceae). El algarrobo es un árbol siempre verde grande, capaz de alcanzar los 150 pies de altura con tronco de 6 pies de diámetro. Se caracteriza por su copa ancha y esparcida; su tronco cilíndrico de color gris, casi liso, usualmente sin raíces tabulares; sus hojas compuestas por dos hojuelas lustrosas, con tallo muy corto, una la imagen exacta de la otra; sus racimos florales terminales, erectos, las flores de aproximadamente pulgada y cuarto de diámetro, con cinco pétalos blancos que se desprenden fácilmente; y su fruta dura, de hasta 4 pulgadas de largo, con varias semillas pardas rodeadas de una pulpa polvorienta blancuzca o amarillenta, comestible, pero con un olor que ha sido comparado con la orina de gato. Florece durante la primavera y el verano, y las frutas maduran durante el invierno y la primavera. En Centroamérica y Sudamérica, varios mamíferos grandes rompen las vainas, consumen la pulpa y dispersan las semillas. En las Antillas, las semillas se liberan cuando las vainas se pudren en el suelo. Ocasionalmente las raíces producen arbolitos a cierta distancia del árbol principal.

El árbol es nativo de las Antillas y desde México hasta Brasil y Bolivia. Ha sido introducido a Malasia e Indonesia. En Puerto Rico crece en toda la isla, tanto en lugares secos como húmedos y en suelos diversos, desde el nivel del mar hasta elevaciones intermedias en las montañas. Se observa con frecuencia a lo largo de caminos y carreteras. Se ha sembrado para sombra en cafetales y para ornato en patios, parques, carreteras y recintos universitarios.

La albura es gruesa y blancuzca, mientras que el duramen varía de anaranjado pálido a anaranjado rojizo intenso, con vetas oscuras. La madera es muy pesada, de textura mediana y buen lustre. Seca con rapidez y degradación moderada, no produce un olor característico al cortarse y sus anillos de crecimiento son conspicuos. Según las Memorias de Pedro Tomás de Córdoba (1838), durante los siglos 18 y 19 se fabricaron aquí los más “exquisitos y elegantes muebles” de algarrobo. En tiempos pasados se usó también para carpintería, construcción, pilones de hacienda y ruedas de carretas. Hoy se usa ocasionalmente para muebles, instrumentos de cuerda, artículos torneados, tallas y artesanías.

En otros lugares se usa para ebanistería, instrumentos musicales, mangos de herramientas, paneles decorativos, pisos, escaleras, carpintería y construcción. Los niños de antaño barrenaban las semillas y las amarraban con un cordón para jugar gallitos, tomando turnos para chocar las semillas hasta que una rompía. La corteza de algunos árboles produce copal, una resina inflamable que se acumula sobre el tronco y en los alrededores del árbol. El copal se usa en Sudamérica para producir barniz e incienso. Un árbol parecido al algarrobo produjo el ámbar de la República Dominicana.

The following two tabs change content below.
Nació y se crió en Mayagüez. En los años 70, completó un bachillerato en Zoología. Eventualmente, obtuvo un grado doctoral en Entomología de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. De vuelta al Recinto, impartió sus conocimientos como profesor en el Departamento de Biología por 35 años, donde fungió también como director. Se desempeñó además como Director de la Oficina de Publicaciones de la Facultad de Artes y Ciencias, Director de la Oficina de Estudios Graduados y Director de la Biblioteca General. Por doce años, fue editor del Caribbean Journal of Science, revista científica de nuestra facultad.

Últimas Publicaciones de Dr. José A. Mari Mutt (Verlas todas)

Deja un comentario