Araña peluda

Categorías: Fauna Casera.

Dr José A. Mari- Cyrtopholis portoricae abunda en toda la isla y no es raro verla en balcones, marquesinas y terrazas; si se dejan las puertas abiertas tampoco es raro encontrar una que otra dentro de la casa. Muchas personas reaccionan con pavor y matan la araña a escobazos o con agua caliente, en mi casa se guían con la escoba hasta la terraza y de la terraza al patio.

La araña peluda solo pica cuando por accidente se hace contacto con ella. Cuando se siente acorralada se yergue en las patas de atrás y abre las delanteras, mostrando sus colmillos o quelíceras (abajo), pero no es cierto que le salte encima a las gente ni que su picada sea mortal; sí es cierto que algunas personas alérgicas desarrollan enrojecimiento, inflamación y hasta falta de sensación alrededor de la picada. La araña peluda vive en cuevas cilíndricas de aproximadamente un pie de profundidad que excava en el suelo, aunque puede aprovechar y modificar cuevas hechas por otros animales. De noche sale de la cueva y espera a que un gungulén, un escarabajo u otro insecto le pase cerca, aunque no vacila en atacar otros animales que pueda dominar y paralizar con su veneno. Entre sus enemigos se encuentran los ciempiés, los sapos y sobre todo Pepsis marginata (próxima página), una avispa grande del grupo de las tarantula hawks. La avispa camina por el suelo buscando una araña peluda dentro o fuera de su cueva, preferiblemente una hembra porque los machos son más pequeños y delgados. Cuando la encuentra busca la forma de picarla con su aguijón. La araña paralizada es arrastrada hasta la cueva de la avispa y allí ésta le pone un huevo encima. La larva de la avispa se alimenta de la araña, sin matarla, hasta que se convierte en pupa y luego emerge como avispa adulta.

La araña hembra no se aventura lejos de su cueva, por lo que los machos deben caminar, a menudo grandes distancias, para encontrarlas. Muchas de las arañas que se acercan a nuestras casas son machos en búsqueda de pareja. Los machos son más pequeños y tienen en el primer par de patas unos ganchos para agarrar los colmillos de la hembra y evitar así una mordida fatal. Durante el apareamiento, el macho emplea sus pedipalpos engrosados para transferir un paquete de espermatozoides desde su abertura genital hasta la abertura correspondiente de la hembra. Días después del apareamiento la hembra deposita de cincuenta a cien huevos en un saco de seda que ella cuida. Unas siete semanas después nacen los pequeños y luego de pasar un tiempo con la madre se dispersan. Los machos viven hasta año y medio, y las hembras hasta cinco años. La araña peluda vive solamente en Puerto Rico.

Foto- Alejandro Sánchez

The following two tabs change content below.
Nació y se crió en Mayagüez. En los años 70, completó un bachillerato en Zoología. Eventualmente, obtuvo un grado doctoral en Entomología de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. De vuelta al Recinto, impartió sus conocimientos como profesor en el Departamento de Biología por 35 años, donde fungió también como director. Se desempeñó además como Director de la Oficina de Publicaciones de la Facultad de Artes y Ciencias, Director de la Oficina de Estudios Graduados y Director de la Biblioteca General. Por doce años, fue editor del Caribbean Journal of Science, revista científica de nuestra facultad.

Últimas Publicaciones de Dr. José A. Mari Mutt (Verlas todas)

Deja un comentario