Publicaciones por:

Fresa de montaña

Rubus rosifolius (Rosaceae)- La fresa de montaña es nativa de Asia pero se introdujo hace mucho tiempo a las Antillas y a otros lugares tropicales alrededor del mundo. La planta crece mejor en suelos húmedos y climas frescos, condiciones que encuentra óptimamente en las montañas. Aunque se le llama fresa, sería más apropiado llamarle frambuesa, pues las fresas (strawberries) son sólidas mientras que las frambuesas (raspberries) son huecas. La especie puertorriqueña Rubus florulentus se conoce también como fresa de montaña, pero su fruta es pequeña y negra como las zarzamoras (blackberies). Rubus significa rojo, mientras que rosifolius significa con hojas parecidas a las de las rosas. La planta crece rastrera o sobre sustratos inclinados, frecuentemente con otra vegetación y por lo general en lugares parcialmente soleados. El crecimiento de la vegetación aledaña a menudo produce demasiada sombra y la planta no dura más de dos o tres años en el lugar. Los tallos son delgados y espinosos. Las frutas más grandes miden poco menos de 1 pulgada de largo. La fruta es deliciosa y su sabor es menos intenso que el de la frambuesa importada que se vende en los supermercados. En antaño los niños del campo recogían las frutas para venderlas a lo largo de las carreteras. Como nunca se ha cultivado en la isla, la fresa de montaña solo se consigue esporádicamente. La experiencia Seguir Leyendo

Acerola

West Indian cherry-Malpighia emarginata-Malpighiaceae- La acerola o cereza es nativa del sur de México, Centroamérica, el norte de Sudamérica y Ecuador. El nombre acerola proviene de su parecido con la fruta de Crataegus azarolus, un árbol o arbusto de la familia de las rosáceas que se cultiva en el sur de Europa y cuya fruta se conoce en España como acerola. El nombre cereza deriva de su parecido con la cereza comercial (Prunus avium). Malpighia recuerda al ilustre anatomista italiano Marcello Malpihi (1628-1694), mientras que emarginata significa con una muesca o corte en el margen. La planta crece comúnmente como un arbusto de hasta 8 pies de alto, pero puede crecer como un árbol de hasta 20 pies con tronco de 4 pulgadas de diámetro. La fruta madura es roja, redondeada y ligeramente achatada, de hasta tres cuartos de pulgadas de ancho. La pulpa es amarilla, dulce y rodea tres semillas. La planta florece desde la primavera hasta el otoño y se cosecha mayormente de marzo a noviembre. La acerola se compone de 91 por ciento agua, 8 por ciento carbohidrato y menos de 1 por ciento de proteína y grasa combinadas. Entre las vitaminas y minerales hay una enorme cantidad de vitamina C (3.5 onzas de la fruta proveen más del 2 ,000 por ciento del requisito diario) y una alta cantidad de manganeso. La gran concentración de vitamina C fue descubierta Seguir Leyendo

Casa Wiechers Villaronga

La casa Wiechers-Villaronga es uno de los muchos tesoros de Ponce. Alfredo Wiechers Pieretti nació allí en el 1881, hijo de un inmigrante alemán y una puertorriqueña de ascendencia corsa. En el 1905 se graduó de la Escuela Especial de Arquitectura en París y hasta 1910 trabajó en Barcelona bajo la tutela del arquitecto Enric Sagnier. En ese año regresó a Ponce, adquirió un solar en la esquina de las calles Isabel y Mendez Vigo, y diseñó su casa (terminada en 1912). Durante los próximos seis años diseñó importantes obras y adquirió gran renombre como arquitecto. La Primera Guerra Mundial, sin embargo, le afectó. Se sentía perseguido por el gobierno debido a su ascendencia  alemana, y quizás tuvo razón, porque durante la Primera Guerra Mundial se sospechaba de todos los extranjeros. Dicen que pasaba largos ratos en la pérgola sobre el techo de la casa velando a quienes lo espiaban. Cansado de la persecución, real o ficticia, en el 1919 Wiechers vendió su casa a Gabriel Villaronga y se marchó a Barcelona, donde murió en el 1961, sin trabajar nuevamente como arquitecto. Seguir Leyendo

Gurabo

La antigüedad de este cementerio se establece por su muro de mampostería y el estilo de los panteones de ladrillo. Sin embargo, la lápida más vieja corresponde a Gertrudis Costa vda. de Cabezudo, quien falleció en 1905. La entrada original del cementerio está indicada por una interrupción en el muro de mampostería frente a la carretera 189, que pasa por el centro del pueblo y que fue la antigua ruta de Caguas a Humacao. Seguir Leyendo

Playero Coleador

Actitis macularius- El Playero Coleador (Spotted Sandpiper) nos visita de agosto a abril. Es uno de los playeros más comunes durante el invierno. Anida en Norteamérica, desde Alaska hasta el área central de los Estados Unidos. Inverna desde el sur de los Estados Unidos hasta el centro de Argentina y a través de las Antillas. Mide unas 8 pulgadas (las hembras son más grandes). Camina agachado y meneando el cuerpo y la cola hacia arriba y hacia abajo por orillas de lodazales, salitrales, quebradas, ríos, manglares, lagunas, charcas, y playas en busca de crustáceos, insectos y peces. En Norteamérica, la pareja excava una depresión en el suelo forrada de hierba donde la hembra deposita de uno a cuatro huevos que ambos empollan por unos 21 días. A veces la mayor parte de la incubación le corresponde al macho porque las hembras pueden aparearse nuevamente y poner huevos en otro nido. Muchos de los playeros que llegan a la Isla tienen el plumaje reproductivo de verano, compuesto de manchas negras sobre la espalda parda y el vientre blanco. El plumaje de invierno no tiene pecas. En ambos casos hay un anillo blanco alrededor de los ojos. Las patas son amarillas, el pico es largo y recto. Los dos sexos son parecidos. Foto: Giff Beaton Seguir Leyendo