Archives for Historia

Acueducto Rural Guacio: algo más que un acueducto

Dra. Helen Santiago -Fundación: En 1965 Braulio Méndez (1925-2006) estaba sentado en la sala de su casa, en el sector Boquerón de Guacio, viendo televisión. Era el único televisor en toda la comunidad. El programa gubernamental Educación a la Comunidad cautivó su atención. Orientaba sobre cómo llevar agua a las casas mediante un esfuerzo comunitario. Boquerón quiere decir abertura grande. Para entender el posible origen del nombre hay que entender la topografía del lugar. El que va por la carretera de San Sebastián a Las Marías empieza a subir consistentemente desde que cruza el río Sonador. Al llegar la carretera al punto más alto, se encuentra de frente con un “boquerón”, un inmenso espacio libre de montañas con el río Grande al distante fondo. Los antiguos habitantes escogieron la bajada al río (o la subida desde el río) por el suroeste del boquerón porque llevaba gradualmente, entre muchos recovecos, caños y una quebrada, al paso más ancho y menos peligroso del río. El caudal que tiene hoy el río no es más que una sombra de lo que fue hasta hace varias décadas atrás. El trecho del camino inmediato al boquerón fue construido al filo de un gran precipio. La Seguir Leyendo

Historia Precolombina

Los primeros pobladores llegaron a Puerto Rico aproximadamente hace 4000 años. Los estudiosos se debaten sobre cual serían los lugares continentales de procedencia. Con respecto a la isla de Puerto Rico, una de las teorías más aceptadas es la que sostiene que llegaron procedentes de las emigraciones de amerindios, desde las costas de Venezuela, a través del arco formado por las pequeñas Antillas. Estos primeros pobladores pertenecen al denominado complejo cultural arcaico. Sus asentamientos, a juzgar por los restos encontrados, se encontraban próximos a las playas y manglares. Las ocupaciones habituales eran la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres, semillas y raíces. Desconocían el arte de la cerámica y no practicaban la agricultura. Los asentamientos estudiados correspondían aproximadamente a un grupo de unas 25 personas cada uno, y los útiles que utilizaban eran muy rústicos: cuchillos de piedra, guijarros del río y gubias, hechas de caracol, para tallar la madera. Desde el 200 a.C. y hasta alrededor del 600 d.C., los habitantes de Puerto Rico desarrollaron el arte de la alfarería y practicaron la agricultura. Los arqueólogos consideran que estos rasgos son fruto de una segunda ola de inmigración amerindia procedente de la costa norte de Sudamérica Seguir Leyendo

Puerto Rico precolonial

La historia de Puerto Rico comenzó con el asentamiento del pueblo ostionoide en el archipiélago de Puerto Rico entre los años 3000 y 2000 a. C. Otras tribus, como la de los indios arahuaco y saladoide, poblaron la isla entre los años 430 a. C. y 1000 d. C. En el momento de la llegada de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo en 1492, la cultura indígena dominante era la de los taínos. La cultura taína se extinguió durante la última mitad del siglo XVI debido a la explotación de los pobladores españoles, a la guerra que libraron contra los taínos y las enfermedades que trajeron. Localizado en el noreste del Mar Caribe, Puerto Rico fue clave del Imperio español desde los primeros años de la exploración, conquista y colonización del Nuevo Mundo. La isla fue un puesto militar importante durante muchas guerras entre España y otras potencias europeas por el control de la región en los siglos XVI, XVII y XVIII. La más pequeña de las Antillas Mayores, Puerto Rico fue trampolín en el pasaje de Europa a Cuba, México, Centroamérica y los territorios del norte de Sudamérica. A lo largo de casi todo el siglo XIX hasta el final Seguir Leyendo

Una lucha valerosa

Antonio Quiñones Calderón– Muchos de los jóvenes que acuden a emitir su voto por primera vez, en un colegio que les recibe a la hora de su conveniencia entre las ocho de la mañana y las tres de la tarde, en el que pueden cotejar su nombre, dirección y número electoral en listas computadorizadas, y reciben tres papeletas separadas para votar por sus candidatos preferidos a cargos a niveles estatal, distrital y municipal, y saben que están protegidos por una Carta de Derechos del Elector, podrían pensar que así de fácil y cómoda ha sido siempre la historia política puertorriqueña. Muchos posiblemente no hayan leído sobre la hazaña heroica que ha protagonizado el pueblo puertorriqueño, a lo largo de muchos años, para alcanzar el derecho a elegir con sus votos a quienes quieren como sus gobernantes. Es cierto que ha sido azarosa la conquista de derechos del pueblo puertorriqueño en todos sus órdenes, pero principalmente lo ha sido en el ámbito político, entendido éste como medio vital para procurar fines superiores de adelanto económico, social y cultural. Pero también es cierto que ha sido valerosa esa lucha. De no haber sido por esto último, difícilmente se hubieran vencido tantos obstáculos Seguir Leyendo

Nuevos reveses aguardan a la Isla

Antonio Quiñones Calderón– El 22 de abril de 1837 se expide una Real Orden «por la que (se) confería al gobernador de Puerto Rico las facultades que más conduzcan a la seguridad de la Isla, al propio tiempo que le instruía para que redoblase la vigilancia contra los malvados que aparentaban apetecer una libertad que no entienden, reprimiese la prensa, la introducción de libros, folletos y periódicos y aplicase, con energía, las Leyes de Indias».5 En mayo siguiente, la nueva constitución española dispone que la Isla, como las otras provincias, han de regirse por «leyes especiales», esto es, por determinaciones dictatoriales y opresivas, que, entre otros males, suprimen la representación en las Cortes y eliminan la Diputación Provincial. Otro largo espacio – esta vez de unas tres décadas – se abre en el tortuoso camino hacia el ansiado avance político de la Isla. Tres acontecimientos de gran significado histórico ocurren en el año 1868, los cuales ayudan a entender los próximos desarrollos electorales en la Isla. Primero, estalla la insurrección de Cuba, que ha de durar una década y se conoce como el Grito de Yara. Casi simultáneamente, un norteamericano – Mathias Bruckman –, y un venezolano –, Manuel Rojas Seguir Leyendo