Archives for Historia

Primeros pasos hacia el gobierno propio

Antonio Quiñones Calderón– Llegamos al siglo XIX cuando la crisis revolucionaria en Europa y América impulsa el ánimo de reformas políticas y administrativas para la Isla en las primeras décadas del siglo. Comienzan a surgir y desarrollarse aquí tres tendencias políticas que en sus diversas vertientes han de prevalecer por siglos en el debate político-ideológico de la Isla: la conservadora, la liberal y la separatista-radical. Antes de que nazca el siglo XIX, la tendencia casi universal es la que postula un españolismo a ultranza a través de los conservadores, pero pronto en los albores de ese siglo ha de plasmarse la tendencia liberal, enarbolada por quienes se consideran autonomistas pero están dispuestos a llegar a acuerdos con la Corona, y finalmente surge la tendencia separatista-radical. Las tres tendencias han de desembocar algunos años más tarde, con sus respectivas modificaciones y actitudes, en movimientos partidistas representativos de éstas. Lo veremos más tarde. Entre 1493 y 1808, Puerto Rico sólo sabrá de gobiernos de capitanes generales, largo espacio durante el cual no tiene representación en la junta gubernativa española que manda sobre la Isla. En 1809, la Junta Suprema española emite un decreto por medio del cual sus colonias pasan a formar Seguir Leyendo

Los primeros partidos políticos puertorriqueños

Antonio Quiñones Calderón- Las agrias desavenencias entre los adeptos de las tendencias liberal y conservadora, así como la fuerte lucha de los criollos por reformar el régimen colonial de la Isla, desembocan finalmente en la creación de los primeros partidos políticos puertorriqueños. El primero en fundarse – el 20 de noviembre de 1870 – es el Partido Liberal Reformista, cuyo programa se manifiesta «en términos claros y precisos, a favor de la asimilación política, económica y administrativa de Puerto Rico con España. Solicitaba la extensión de la Constitución de la Monarquía a Puerto Rico e indicaba, además, la conveniencia, necesidad y justicia de que se resolviera el problema social, es decir, la esclavitud».9 Creada la colectividad, se designa un comité consultivo en el que figuran destacadamente Pedro Gerónimo Goico, como su presidente; José Julián Acosta, Julián Blanco Sosa, Nicolás Aguayo Aldea y José María Porrata, vocales, y José Francisco Díaz, secretario. Otros líderes importantes del partido, y de la asimilación de Puerto Rico con España, son José de Celis Aguilera, José Pablo Morales Miranda, Manuel Corchado Juarbe y Juan Hernández Arvizu. Mientras tanto, los adeptos de la tendencia conservadora se reúnen el 11 de marzo de 1871 y estudian la creación de lo que en mayo se constituye en el Seguir Leyendo

Realineamiento de los partidos políticos

Antonio Quiñones Calderón- Para estos días, surge la posibilidad de que la Isla sea uno de los 18 estados de la nueva república española, cuya constitución se discute en las Cortes. Los liberales se alborozan con la idea y como consecuencia dan por terminado su pacto con el Partido Progresista Democrático Radical de España y se unen al Partido Republicano Federal. De paso, cambian su nombre (Partido Liberal Reformista) por el de Partido Federal Reformista. La acción liberal se aparta de su ideario autonomista hasta entonces fielmente expuesto. El 4 de septiembre de 1873, establecida la Primera República Española, el gobernador Primo de Rivera promulga una nueva ley, aprobada por las Cortes el 6 de agosto anterior, en virtud de la cual se hace extensivo a Puerto Rico el Título 1ro. de la constitución española de 1869, cuyo Artículo 1ro. establece: «Son españoles: –1º. Todas las personas nacidas en territorio español. –2º. Los hijos de padre y madre españoles, aunque hayan nacido fuera de España. –3º. Los extranjeros que hayan obtenido carta de naturaleza. –4º. Los que, sin ella, hayan ganado vecindad en cualquier pueblo del territorio español. La calidad de español se adquiere, se conserva y se pierde con arreglo Seguir Leyendo

El Plan de Ponce y el Partido Autonomista Puertorriqueño

Antonio Quiñones Calderón- Buscando la manera de alcanzar finalmente la meta de reorganizar y revitalizar el Partido Liberal Reformista, la prensa liberal inicia la publicación de numerosos artículos firmados por varios de los líderes de la colectividad, tanto del bando autonomista como del asimilista. En La Juventud Liberal, periódico que se edita en la ciudad de Ponce bajo la dirección de Mario Braschi, se publica por primera vez un llamado Plan de Ponce para la Reorganización del Partido Liberal de la Provincia en el que se señala que el objetivo que inspira a sus propulsores es reorganizar «el gran partido liberal que a todos tenemos la honra de pertenecer», e indica que el proyecto a presentarse debe considerarse únicamente como materia de estudio y discusión, abogando por la preservación del nombre del partido que «con tanto honor lo hemos llevado hasta el presente».5 En materia doctrinaria, consigna el Plan los siguientes principios del partido: «los derechos individuales, la libertad de cultos, la libertad de pensamiento, la libertad de expresión, la libertad de reunión, la libertad personal, el derecho de petición, la inviolabilidad de domicilio, el sufragio universal, la independencia de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial; la separación de los Seguir Leyendo

La Carta Autonómica

Antonio Quiñones Calderón– A principios de agosto de 1897, Cánovas del Castillo es asesinado. En consecuencia, renuncia su Gabinete y la reina regente María Cristina llama a Sagasta a formar nuevo gobierno. En cumplimiento de su compromiso con los autonomistas, Sagasta gestiona, y logra, la Carta Autonómica para Puerto Rico, la que es concedida el 25 de noviembre siguiente. La Isla recibe con júbilo esta acción, pero no dura mucho la alegría. Junto a la Carta Autonómica se extiende a Puerto Rico el Título Primero de la constitución española de 1876, que incluye la Carta de Derechos concediendo a los puertorriqueños los mismos derechos de sus conciudadanos de la Península, y además se hace extensiva la ley electoral que rige en España, con aquellas modificaciones que se requieran en el caso local. Bajo la Carta, el gobierno de la Isla se rige por un gobernador general, designado por, y representante del rey, y un Parlamento Insular compuesto por dos cuerpos con iguales facultades: la Cámara de Representantes y el Consejo de Administración. La Cámara, de 32 miembros, es elegida totalmente por el pueblo puertorriqueño, mientras que el Consejo de Administración se divide entre ocho elegidos localmente (por un colegio de compromisarios) y siete Seguir Leyendo