Archives for Iglesias de Puerto Rico

Barranquitas

José A. Mari-   Cuna de próceres. El nombre de este pueblo corresponde al diminutivo de barranca y se cree que deriva de la topografía escarpada de las montañas y de las grietas que se forman en el suelo cuando fluye rápidamente el agua. El primer poblado de las lomas de Barranquitas, entonces territorio de Coamo, comenzó a formarse hacia finales del siglo 18. En el 1803 un grupo de vecinos bajo el liderato de Antonio Aponte Ramos solicitó la fundación de un pueblo, petición que fue aprobada un año después. El municipio fue anexado a Orocovis en el 1902 pero recobró su independencia en el 1905. La economía ha dependido siempre de la agricultura, especialmente del cultivo de café, tabaco, caña de azúcar, frutos menores y plantas ornamentales. Hoy resalta el cultivo del apio, al cual se dedica uno de sus festivales anuales. El turismo interno es otro componente importante de la economía actual. La Casa Museo Luis Muñoz Rivera, el Barranquitas Cuna de próceres Mausoleo Muñoz Rivera y la Casa Museo Joaquín Rojas son algunas de las atracciones de este municipio. Las amantes de la naturaleza querrán visitar la Reserva Natural Cañón de San Cristóbal, el Cañón Las Bocas Seguir Leyendo

Parroquia San Agustín

Johnny Torres Rivera- En 1886 se erigió una pequeña iglesia de madera en el costado que da al Atlántico, para servir a los que habitaban en Puerta de Tierra. La capilla medía unos treinta pies por sesenta. Junto a ella estaría el sacerdote que vendría de la parroquia matriz, San Francisco, a atender a sus fieles. Luego de la petición de los habitantes del barrio, el rey autorizó al Sr. Obispo, Mons. Juan Antonio Puig y Monserrat, O. F. M. Cap. a erigir una nueva parroquia. Para el 1889 ya había unas 2,500 almas oficialmente contadas en dicho barrio. Su territorio cubriría desde la línea de la antigua muralla, estribación del Castillo de San Cristóbal al terraplén de la estación del ferrocarril, hasta el caño de San Antonio o los puentes Guillermo Esteves y Fernández Juncos; y a lo ancho, desde el litoral del Atlántico al norte, hasta el márgen de la bahía al sur. Los muchos asturianos que había en San Juan habían traído una imagen de su patrona, la Santina, la Vírgen de Covadonga y con el permiso del Sr. Obispo la habían colocado en la capillita ya desde 1886. Todos los 8 de septiembre acostumbraban a visitar Seguir Leyendo

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

José A. Mari- Barceloneta, Ciudad de las piñas. Según unas fuentes, el nombre de este pueblo deriva del nombre de un vecindario de Barcelona. Según otras, es el diminutivo catalán de Barcelona, ciudad de España. En ambos casos la relación con Barcelona se debe a que el principal proponente de la fundación del pueblo y su primer alcalde, Bonocio Llenza Feliú, era catalán. Otros ciudadanos importantes del área eran también de Cataluña. Barceloneta se fundó oficialmente en 1881, siendo el penúltimo pueblo fundado bajo la soberanía española. Su territorio perteneció a los municipios de Arecibo (al oeste) y Manatí (al este). El municipio fue anexado a Manatí en el 1900 pero recobró su independencia en el 1911. La economía dependió de la industria azucarera hasta la primera mitad del siglo 20. Hoy su economía depende mayormente del comercio y de la industria farmacéutica. La Biblioteca-Museo Sixto Escobar, las ruinas de la Central Plazuela y el Bosque Estatal de Cambalache (compartido con Arecibo) son algunas de las atracciones de este municipio. José A. Balseiro (escritor y miembro de la Real Academia Española), Juan Cancel Ríos (político) y Benito de Jesús Negrón (músico y compositor) son barcelonetenses destacados. El municipio también se Seguir Leyendo

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

José A. Mari- Nuestra Señora del Carmen, Parroquia de Arroyo. El nombre de este pueblo deriva, según algunos historiadores, de una pequeña quebrada o arroyo que era visitado por viajeros para abastecerse de agua. No se conoce quiénes fueron los primeros pobladores de Arroyo, pero se sabe que se separó de Guayama y fue declarado pueblo en 1855. Su puerto fue muy importante como puerta de entrada para numerosos productos y como punto de salida para exportaciones de toda la región. El municipio fue anexado nuevamente a Guayama en el 1902 pero recobró su independencia en el 1905. La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura (particularmente de la caña de azúcar) y del comercio a través de su puerto. La industria y la ganadería son componentes importantes de la economía actual. El Museo de la Antigua Aduana, el Faro de Punta Figuras y el adyacente Centro Vacacional de Punta Guilarte son algunas de las atracciones de este municipio. En la carretera hacia el faro están las ruinas del molino de viento de la Hacienda La Milagrosa. La primera línea de telégrafo de Puerto Rico fue colocada por Samuel Morse en el 1859 para comunicar la Hacienda Enriqueta, donde Seguir Leyendo

San Felipe Apóstol

El nombre de esta ciudad recuerda al cacique Arasibo, quien gobernaba un yucayeque o poblado cerca del Rió Abacoa, hoy Río Grande de Arecibo. Para 1570 vivían en esta región unas treinta familias, incluyendo varias de indios libertos. El número había aumentado a 80 cuando se fundó el pueblo con el nombre de San Felipe del Arecibo. Según Cayetano Coll y Toste, el pueblo se fundó en el 1580; otras fuentes dan como fecha el 1616. En el 1778 recibió el título de Villa. Con un territorio de 127 millas cuadradas, Arecibo es la municipalidad más grande de la isla. La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura y de la producción de espíritus destilados, especialmente ron. El comercio y el turismo son puntales de la economía actual. El Faro y Parque Histórico de Arecibo (un parque temático donde ubica el antiguo faro español), el Museo de Arte e Historia de Arecibo y el Teatro Oliver son algunas de las atracciones de este municipio. Los aficionados a la ciencia querrán visitar el Radiotelescopio de Arecibo (el instrumento de este tipo más grande del mundo), mientras que los amantes de la naturaleza disfrutarán una visita a los bosques estatales de Seguir Leyendo