Archives for Iglesias de Puerto Rico

Parroquia San Antonio Abad

José A. Mari- Añasco, pueblo del hojaldre. El nombre de este pueblo honra a Luis de Añasco, uno de los soldados que acompañó a Juan Ponce de León durante su viaje de exploración de la isla, y a quien se le encargó la exploración del área ocupada hoy por el pueblo. Añasco se fundó en el 1733 gracias a las gestiones y el liderato de José de Santiago. El pueblo fue casi destruido por un fuego en el 1913 y seriamente afectado por el terremoto de 1918. La economía ha dependido por mucho tiempo del cultivo de la caña de azúcar. A las afueras, cerca del Río Grande de Añasco (Guaorabo), están las ruinas de la Central Igualdad, ingenio azucarero que operó de 1909 al 1974. El Balneario Tres Hermanos, el Parque de Diversiones El Castillo y la Plaza de Recreo José Adolfo Pesante (una de las más grandes de Puerto Rico) son algunas de las atracciones de este municipio. Sobre el río antes mencionado está el Puente Salcedo, una imponente estructura de acero terminada en 1944. Rafael Arrillaga Torrens (escritor y político), Germán Delgado Pasapera (poeta y educador), Lionel Valentín Calderón (Caricaturista autor de Filito) y Alfonso Vélez “El Seguir Leyendo

Parroquia San José

José A. Mari- Aibbonito, Ciudad de las flores. Según Cayetano Coll y Toste, el nombre de este pueblo deriva del vocablo indígena Jatibonicu, correspondiente al territorio del Cacique Orocovix. Se dice también que deriva de la voz Atibonicu (río de la noche), correspondiente al actual Río Cuyón; o de la exclamación ¡Ay, que bonito!, supuestamente hecha por un soldado impresionado por el bello paisaje de este territorio. Para 1630 existía una aldea y para 1822 comenzaron las gestiones para convertirla en pueblo. La aprobación se obtuvo en el 1824. Durante las últimas décadas del siglo 19 Aibonito tuvo varios hoteles y se convirtió en el lugar preferido para vacacionar durante el verano. En el 1888 recibió el título de Villa. La economía ha dependido siempre de la agricultura, principalmente del café, el tabaco y la ganadería. Hoy son más importantes la floricultura y la avicultura. Aibonito produce carne de pollo y en sus campos hay ranchos para críar estas aves. El mirador Piedra Degetau, las trincheras de Asomante (desde donde la artillería española logró detener a las tropas estadounidenses que avanzaban hacia Aibonito por la Carretera Central) y el Centro Cultural Ángel L. Ortiz son algunas de las atracciones de Seguir Leyendo

Los Tres Santos Reyes

José A. Mari- El nombre de este pueblo deriva de la antigua existencia de un manantial que por mucho tiempo fue la principal fuente de agua de los pobladores. Este territorio comenzó a poblarse durante el siglo 18 y para finales del mismo se había formado el Barrio Aguabuena de Caguas. En el 1798 l o s pobladores le cambiaron el nombre a Aguas Claras. Los trámites para fundar un pueblo comenzaron en el 1832, bajo el liderato de Francisco Salas Torres y Ramón Díaz. Julián López donó los terrenos para construir la iglesia, la plaza y la alcaldía. Aunque la gestión rindió frutos dos años después, no fue hasta 1838 que el pueblo se fundó formalmente, no con el nombre propuesto de Aguas Claras, sino como Aguas Buenas. La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura, particularmente de la caña de azúcar, el café, el tabaco, las cítricas y la ganadería. El cultivo de frutos Aguas Buenas Oasis de Puerto Rico menores, el comercio y la industria son puntales de la economía actual. El Centro Recreacional Las Charcas, las Cuevas de Aguas Buenas y la Plaza de Recreo Luis A. Ferré son algunas de las atracciones de este Seguir Leyendo

San Carlos Borromeo

José A. Mari –El nombre de la ciudad de Aguadilla deriva, según unas fuentes, de la palabra indígena guadilla o guadiya, que significa jardín. Según otras, corresponde al diminutivo de Aguada, municipio al que originalmente perteneció su territorio. En esta región de la isla hacía aguada o se aprovisionaban de agua potable, los barcos que navegaban rumbo a Sudamérica o en sentido contrario hacia Europa. En el área de Aguadilla existió por mucho tiempo un poblado que para 1776 se conocía como San Carlos de la Aguadilla. Para ese tiempo comenzó a construirse una iglesia y poco después comenzaron los trámites del poblado para separarse de Aguada, proceso que se completó alrededor de 1780. Durante la segunda mitad del siglo 19 Aguadilla fue cabecera de uno de los siete departamentos de la isla. La economía dependió históricamente de la agricultura, especialmente de la caña de azúcar. El comercio, la industria y el turismo son pilares de la economía actual. El Parterre (donde está el manantial u ojo de agua que por siglos sirvió como fuente de agua potable), el parque acuático Las Cascadas y la pista de patinaje sobre hielo son algunas de las atracciones de este municipio. Otros lugares Seguir Leyendo

San Francisco de Asís

José A. Mari– El nombre de este pueblo deriva del antiguo uso del territorio como lugar para hacer aguada o abastacer de agua potable a los navíos que viajaban entre Europa y Sudamérica. El agua se obtenía de una serie de pozos cercanos a la costa. Para mediados del siglo 18, toda la correspondencia que salía de Puerto Rico hacia Sudamérica era recogida por barcos que paraban en Aguada. Se cree que en algún punto de esta zona desembarcó Colón en 1493 durante su segundo viaje al Nuevo Mundo. Cristóbal de Sotomayor fundó alrededor de 1510 un poblado en el área de Aguada. Conocida como la Villa de Sotomayor, la aldea fue atacada poco después por los taínos, salvándose un grupo de pobladores que Diego de Salazar llevó a Caparra. Luego de otros intentos por asentarse en el área, los colonos finalmente se trasladaron al suroeste para fundar a San Germán. Aguada se estableció como pueblo en Aguada Villa de Sotomayor 1692, con el nombre de San Francisco de la Aguada, y recibió el título de Villa en 1778. La economía dependió por mucho tiempo del cultivo de la caña de azúcar. La Central Coloso, uno de los dos últimos Seguir Leyendo