Archives for Maderas

Capá prieto

Cordia alliodora-Boraginaceae- El capá prieto es un árbol siempre verde mediano o grande, de hasta 70 pies de altura, con tronco de 2 pies de diámetro, pero puede alcanzar los 120 pies de altura, con tronco de 3 pies de diámetro. Se caracteriza por su tronco cilíndrico, generalmente libre de ramas por muchos pies; su corteza pardo-grisácea acanalada; sus hojas alargadas, opuestas, de color verde amarillento; y sus abundantes ramilletes de flores blancas, fragantes, cada una como de media pulgada de diámetro. Florece y fructifica con cierta irregularidad, dependiendo de la localidad donde crece. Los árboles en flor son vistosos y se reconocen desde lejos. Las flores fértiles permanecen en el árbol y se tornan pardas. Las frutas son unas nuececillas parecidas a un grano de arroz que permanecen dentro de la flor, la cual luego de secar se desprende y vuela con el viento, los pétalos girando rápidamente como aspas de helicóptero. El árbol es nativo de las Antillas y desde el sur de México hasta la mitad norte de Sudamérica. Ha sido introducido a la Florida, África y varias islas del Pacífico. Hay plantaciones en Centroamérica, Surinam y Nigeria. En las Islas Galápagos se considera una maleza porque Seguir Leyendo

Casia amarilla

José A. Mari- Senna siamea (Fabaceae). La casia amarilla es un árbol siempre verde mediano, de hasta 60 pies de altura, con tronco de 2 pies de diámetro. Se caracteriza por su corteza grisácea, lisa en árboles jóvenes y áspera en árboles maduros; sus hojas compuestas por hasta 22 hojuelas ovaladas; sus atractivas flores amarillas, de poco más de una pulgada de diámetro, agrupadas en ramilletes terminales erectos que son conspicuos desde lejos; y sus abundantes vainas largas, delgadas, achatadas, de color pardo cuando maduran. Florece y fructifica durante la mayor parte del año. Las vainas abren por ambos lados para liberar las semillas, que se dispersan con el viento y la escorrentía. El árbol es nativo del sureste de Asia, desde Myanmar hasta Malasia. Se ha sembrado alrededor del mundo como ornamental, para producción de miel, como rompe vientos, para reforestación de terrenos degradados, y para sombra en plantaciones de café y de cacao. Se trajo a Puerto Rico alrededor de 1924. Crece rápido al sol, colonizando solares baldíos y orillas de carreteras, tanto en lugares húmedos con buen drenaje como en áreas secas, desde el nivel del mar hasta las montañas. La albura es amarillenta, y se distingue Seguir Leyendo

Cedro hembra

El cedro hembra, Cedrella odorata (Meliaceae), cedro español, o sencillamente cedro, es un árbol caducifolio grande, de hasta 145 pies de altura, con tronco de 6 pies de diámetro. Se caracteriza por su copa amplia; su tronco gris, agrietado, con raíces tabulares; sus hojas compuestas por hasta 32 hojuelas alargadas, puntiagudas, con la superficie lisa o ligeramente vellosa; sus inflorescencias de hasta 1 pie de largo, compuestas por muchas florecitas tubulares, amarillo-verdosas, de hasta tres octavos de pulgada de largo; y sus frutas capsulares de aproximadamente 1.5 pulgadas de largo, que abren en cinco partes para liberar hasta 50 semillas aladas. Las flores y el interior de la corteza despiden comúnmente un olor a sudor (alliodora significa que huele a ajo). El árbol pierde sus hojas durante el invierno, durante la primavera produce las hojas nuevas e inmediatamente después florece. Las frutas abren durante la próxima época seca para liberar las semillas, que se dispersan girando como aspas de helicóptero. Este árbol no es pariente del cedro aromático, un pino norteamericano cuya madera con olor parecido, pero más intenso, se usa para tapizar el interior de armarios y baúles. El cedro hembra es nativo de las Antillas, Centroamérica y Sudamérica excepto Seguir Leyendo

Cedro macho

José A. Mari- Hyeronima clusioides (Phyllanthaceae)- El cedro macho es un árbol siempre verde mediano o grande, usualmente de hasta 70 pies de altura, con tronco de 3 pies de diámetro, pero se conoce un ejemplar de 90 pies de altura con tronco de más de 5 pies de diámetro; la edad de este árbol se estimó en el 1991 en 160 a 220 años. Se caracteriza por su copa piramidal en árboles jóvenes; su tronco cilíndrico, recto, libre de ramas por muchos pies; su corteza pardo-grisácea agrietada; sus hojas ovaladas, con márgenes ondulados, venas bien definidas y tallos largos; sus flores muy pequeñas de color amarillo-verdoso, agrupadas en racimos laterales de hasta 4 pulgadas de largo; y sus frutas diminutas, de apenas un octavo de pulgada de diámetro, rojas cuando maduran. El cedro macho es dioico. Florece principalmente durante el verano y el otoño, y fructifica desde el final del verano hasta el invierno. Las frutas son dulces, se presume que las aves las consumen y dispersan las semillas. El árbol es autóctono de Puerto Rico, particularmente de la zona caliza húmeda del norte y las montañas de la Cordillera Central, hasta los 2000 pies de altura. Las Memorias Seguir Leyendo

Cóbana negra

José A. Mari- Stahlia monosperma (Fabaceae). La cóbana negra es un árbol siempre verde mediano, de hasta 50 pies de altura con tronco de 2 o más pies de diámetro. Se caracteriza por su copa esparcida; su tronco corto y torcido, generalmente bifurcado a baja altura, con corteza gris agrietada que se desprende en placas, dejando una corteza inferior pardo rojiza; sus hojas compuestas por hasta 12 hojuelas ovaladas o alargadas, con tallitos cortos y rojizos, en el envés con pequeñas glándulas negras que huelen a sudor cuando se raspan; sus ramilletes erectos de lindas flores amarillo-cremosas, cada una de aproximadamente media pulgada de diámetro; y su fruta roja con pulpa amarilla, olor fuerte a acerola o jobo, y una sola semilla muy grande (monosperma significa con una semilla). Florece de febrero a junio y la fruta madura de la primavera al otoño. Los murciélagos consumen la pulpa y dispersan algunas de las semillas, las frutas restantes se dispersan con la escorrentía o permanecen alrededor del árbol. Se dice que las semillas también pueden ser dispersadas por cangrejos. El nombre del género honra a Agustín Stahl, quien durante la segunda mitad del siglo 19 estudió e ilustró nuestra flora. El Seguir Leyendo