Archives for Puerto Rico

Con la Patria entre las cuerdas

Mirelsa Modestti González -«Soy aquel muchacho que se fue con la esperanza de volver al paraíso que dejó al partir por un camino, sin regreso, que ha podido resistir por su amorosa evocación…» Alos 16 años, Rafael Scharrón Alicea salió de San Sebastián de las Vegas del Pepino a trabajar en una fábrica de pinceles, en Arecibo. Desde los 10 años, no hacía otra cosa que estudiar (sacando siempre las calificaciones más altas de su clase) y tocar la guitarra, acompañando a su padre, Don Emilio Scharrón y a Mario, su hermano mayor, ambos cuatristas destacados en el Pepino. Poco sabía, entonces, que la vida le jugaría una treta: una brillantísima carrera musical y las complicaciones propias de la fama impedirían el regreso a su pueblo amado. En Arecibo, ingresó a su primer trío; el Trío Nacional, con Armando Vega y Felito Martínez. En menos de un año, había sido reclutado por Felipe Rodríguez y su trío Los Antares. Desde ese momento, la música popular puertorriqueña jamás fue la misma. Scharrón volcó su gran talento y sensibilidad en su requinto y se destacó también como compositor, arreglista y tercera voz. Su extraordinario sentido musical le permitió dominar la difícil tarea de musicalizar poemas de forma Seguir Leyendo

Oleandra

Helechos epífitos o terrestres con rizomas muy alargados, erectos, rastreros o trepadores, a veces ramificados, densamente cubiertos por escamas peltadas. Frondas estériles o fértiles, monomorfas; láminas simples, enteras; nervios libres y paralelos; estípite articulado. Soros circulares, usualmente adyacentes al nervio central; indusios circulares o reniformes, peltados. Género tropical con alrededor de 40 especies. Oleandra articulata (Sw.) C. Presl BASÓNIMO: Aspidium articulatum Sw. SINÓNIMO: Oleandra nodosa (Willd.) C. Presl -Helecho herbáceo, epífito o trepador mediante raíces adventicias, el cual alcanza 5 m de largo. Rizomas delgados, densamente cubiertos por escamas lanceoladas, ferrugíneas. Frondas colgantes; láminas (15) 23-39 (42) × (2.5) 3-6 cm, membranáceas, oblongas, elípticas o sublanceoladas, el ápice agudo, acuminado o caudado, la base aguda o acuminada, a veces desigual, el margen crenulado o crenado, levemente revoluto y ferrugíneo; haz lustroso, con el nervio central prominente, sulcado; envés opaco, el nervio central prominente, negruzco o grisáceo lustroso, cubierto por escamas ferrugíneas; estípite (4) 8-16 cm de largo, negruzco o grisáceo, glabro, articulado cerca de la base. Soros circulares, marrón claro, distribuidos a lo largo de ambos lados del nervio central. Fenología: Se encuentra en estado fértil durante todo el año. Estatus: Nativa, común. Distribución: En bosques húmedos de elevaciones medias y altas a lo largo de la Cordillera Central y la Sierra de Luquillo. También en Jamaica, Cuba, la Española, Antillas Menores y a través del neotrópico. Bosques Públicos: Carite, El Seguir Leyendo

La elección general de 1917

Aprobada la nueva ley orgánica, todo el liderato político puertorriqueño comienza una nueva jornada en busca de más pasos de avance político, incluyendo la elección del gobernador a través del voto de los puertorriqueños y el derecho de la Legislatura puertorriqueña a legislar sin restricción alguna. En medio de esa lucha, el 16 de julio de 1917 se celebra la primera elección general bajo la ley Jones. Como anotado anteriormente, esta es una elección especial que compensa la que debía celebrarse en 1916 bajo la anterior ley, que se pospone hasta que el Senado federal considere y apruebe la vigente. En esta elección, para la que tienen derecho al voto 244,530 personas, votan 175,006 (71.5%). La Unión obtiene su séptimo triunfo consecutivo, pero no tan espectacular como los anteriores, al acumular 90,155 votos, frente a los 60,319 de los republicanos y los 24,468 de los novatos socialistas. [Elección general de 1917: Partido Unión de Puerto Rico: 90,155 votos. Partido Republicano Puertorriqueño: 60,319. Partido Socialista: 24,468]. Los unionistas triunfan en cinco distritos senatoriales (San Juan, Arecibo, Aguadilla, Guayama y Humacao), y los republicanos en los restantes dos: Mayagüez y Ponce. Los pupitres senatoriales se dividen en 13 unionistas, 5 republicanos y Seguir Leyendo

Boa puertorriqueña

Aunque la boa puertorriqueña o culebrón, Chilabothrus inornatus, se encuentra desde la década de 1970 en las listas estatales y federales de especies en peligro de extinción, actualmente es común, no solo en su hábitat tradicional de los mogotes, sino en áreas boscosas por toda la isla. La IUCN (International Union for Conservation of Nature) ha colocado la especie en la categoría de least concern. Evidentemente, las poblaciones de la boa se han recuperado según terrenos dedicados a la agricultura se han convertido en bosques. Hoy no es raro encontrar un culebrón cerca de una casa, particularmente si se vive cerca de un monte. Algunos ciudadanos las han encontrado dentro de sus residencias y otros dentro de automóviles que pasaron la noche con las ventanas abiertas. Según un cronista, durante el siglo 18 las boas entraban a menudo a las casas en busca de roedores. Esta culebra mide generalmente de seis a siete pies de largo (la hembra es más grande) y es típicamente parda con líneas y bandas oscuras. La coloración es variable, algunos ejemplares son pálidos mientras que otros son casi negros. Su cabeza es más ancha que el cuello y sus movimientos lentos la distinguen de la corredora pueertorriqueña. El culebrón ataca ratones, ratas, pájaros, lagartijos, iguanas verdes y murciélagos; en el último caso la culebra se agarra de piedras salientes Seguir Leyendo

Plaza de Colón

La antigua plaza de armas fue rediseñada y convertida en plaza de recreo en el 1883. Luego se pavimentó y se le colocó en el centro una gran fuente de hierro dedicada a Neptuno. El monumento a Colón sustituyó la fuente en el 1896. Desde entonces tres remodelaciones han cambiado la plaza notablemente, durante la efectuada en el 1944 se descartó el elegante perímetro de balaustres mallorquines instalado en 1896 y que puede observarse en fotos antiguas. La última remodelación terminó en 1997. Monumento de Cristóbal Colón Este monumento fue propuesto en 1893 por el alcalde Miguel Pons con motivo del cuarto centenario del descubrimiento de Puerto Rico. La estatua de bronce, obra de Antonio Coll y Pi, fue fundida por Federico Masriera en Barcelona. El pedestal de granito porta el escudo de Mayagüez, el perfil de los Reyes Católicos y el perfil del padre Antonio de Marchena, protector y amigo de Colón. La obra se develó el 28 de enero de 1896 durante las fiestas patronales. Estatuas de la plaza Las estatuas de hierro que adornan la plaza se instalaron simultáneamente con el monumento a Colón y se atribuyen también a Antonio Coll y Pi. Fueron fundidas en el taller barcelonés de Aya Santa María. Cada esquina del pretil de balaustres mallorquines que marcaba el perímetro de la plaza tenía Seguir Leyendo