1 de Samuel 5: El Arca en tierra de los filisteos

1 de Samuel 5:1 Cuando los filisteos capturaron el Arca de Dios, la llevaron desde Eben-ezer a Asdod.[a]

Dagón era el dios más importante de los filisteos. Ellos creían que este dios enviaba la lluvia y aseguraba una cosecha abundante. Pero los filisteos, como la mayoría de sus vecinos paganos, adoraban muchos dioses. Mientras más dioses pudieran tener de su lado, más seguros se sentían. Esta era la razón por la cual deseaban el arca. Pensaban que si había ayudado a los israelitas, también los podría ayudar a ellos. Sin embargo, cuando la gente que vivía cerca comenzó a enfermar y a morir, los filisteos se dieron cuenta de que para ellos el arca no era un buen augurio. Era una fuente de poder mayor de lo que ellos jamás habían visto, poder que no podían controlar.

Asdod se halla aproximadamente a 80 km al sudoeste de Silo.

1 de Samuel 5:2 Tomaron los filisteos el Arca de Dios, la metieron en la casa de Dagón[b] y la pusieron junto a Dagón.[c]

Dagón era el dios principal del pueblo filisteo; tenía el torso, los brazos y la cabeza de un hombre, pero la parte inferior del cuerpo de un pez. Se le adoraba como el padre de Baal.

1 de Samuel 5:3 Cuando al siguiente día los de Asdod se levantaron de mañana, encontraron a Dagón postrado en tierra delante del Arca de Jehová. Tomaron a Dagón y lo devolvieron a su lugar.

Postrado en tierra : Cayó postrado como si estuviera adorando delante del arca.

1 de Samuel 5:4 Al levantarse de nuevo de mañana, al siguiente día, Dagón había caído postrado en tierra delante del Arca de Jehová, y la cabeza de Dagón y sus dos manos estaban cortadas sobre el umbral; a Dagón solamente le quedaba el tronco.[d]

Cortadas : Ello indicaba que el ídolo simplemente no se había caído y roto, sino que había sido desmembrado.

1 de Samuel 5:5 Por esta causa, los sacerdotes de Dagón y todos los que entran en el templo de Dagón no pisan el umbral[e] de Dagón en Asdod, hasta el día de hoy.

Tan grande fue la catástrofe a los ojos de estos filisteos que no se atrevieron a atravesar el umbral donde yacían los miembros y la cabeza de su dios derrotado.

1 de Samuel 5:6 La mano de Jehová cayó sobre los de Asdod y los destruyó, hiriéndolos con tumores, en Asdod y en todo su territorio.

Los hirió con tumores : Puede que sea una alusión a una inflamación glandular, síntoma que acompaña a algunas formas de la fiebre bubónica, enfermedad propagada por las ratas.

1 de Samuel 5:7 Al ver esto, los de Asdod dijeron: «Que no se quede entre nosotros el Arca del Dios de Israel, porque su mano se ha endurecido contra nosotros y contra nuestro dios Dagón».

A pesar de que los filisteos acababan de presenciar una gran victoria del Dios de Israel sobre su dios Dagón, no actuaron a raíz de ese indicio hasta que fueron personalmente afligidos con tumores (posible plaga bubónica). De manera similar, mucha gente no responde a la verdad bíblica hasta que no experimenta el dolor personal. ¿Está dispuesto a escuchar a Dios en bien de la verdad, o sólo se vuelve a El cuando se encuentra afligido en forma personal?

Pages: 1 2 3

Categorías: Antiguo Testamento y Primera de Samuel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *