2 de Crónicas 18: Micaías profetiza la derrota de Acab

2 de Crónicas 18:1 Micaías profetiza la derrota de Acab (1 R 22.1-40) Tenía, pues, Josafat riquezas y gloria en abundancia; y emparentó con Acab.

Esta sección ofrece una perspectiva adicional de los acontecimientos recogidos en 1 de Reyes 22:1-40.

A pesar de que Josafat estaba profundamente comprometido con Dios, arregló el matrimonio de su hijo con Atalía, la hija del malvado rey Acab de Israel, y luego hizo una alianza militar con él. La popularidad y el poder de Josafat lo hicieron atractivo para el astuto y oportunista Acab. Esta alianza tuvo tres consecuencias devastadoras:

(1) Josafat provocó la ira de Dios
(2) Cuando Josafat murió y Atalía llegó a ser reina, se apoderó del trono y casi destruyó a todos los descendientes de David
(3) Atalía llevó las prácticas malvadas de Israel a Judá, lo que a la larga originó la caída de la nación.

Cuando los creyentes que están en una posición de liderazgo se asocian con icrédulos, se pueden ver comprometidos los valores y entorpecida la conciencia espiritual. La Biblia a menudo nos advierte en contra de las asociaciones con no creyentes.

2 de Crónicas 18:2  Después de algunos años descendió a Samaria para visitar a Acab, por lo que Acab mató muchas ovejas y bueyes para él y para la gente que con él venía, y le persuadió que fuera con él contra Ramot de Galaad.

2 de Crónicas 18:3  Y dijo Acab, rey de Israel, a Josafat, rey de Judá: –¿Quieres venir conmigo contra Ramot de Galaad? Él respondió: –Yo soy como tú, y mi pueblo como tu pueblo; iremos contigo a la guerra.

Los reyes malvados no querían a los profetas de Dios que traían mensajes de fatalidad. Por lo mismo, muchos de ellos contrataron profetas que les dijeran sólo lo que querían escuchar. Estos hombres fueron falsos profetas porque ensalzaban la grandeza del rey y predecían la victoria a pesar de la situación real.

El malvado Acab pidió a Josafat que uniera fuerzas con él en batalla. Antes de hacer ese compromiso, Josafat buscó correctamente el consejo de Dios. Sin embargo, cuando Dios dio su respuesta por medio del profeta Micaías (18.16), Josafat lo ignoró. No nos hace ningún bien buscar el consejo de Dios si lo ignoramos cuando se nos da. El verdadero amor a Dios se muestra no solo al pedir su guía, sino al seguir la instrucción una vez que se nos da.

2 de Crónicas 18:4  Además dijo Josafat al rey de Israel: –Te ruego que consultes hoy la palabra de Jehová.

2 de Crónicas 18:5  Entonces el rey de Israel reunió a cuatrocientos profetas y les preguntó: –¿Iremos a la guerra contra Ramot de Galaad, o me estaré quieto? Le respondieron: –Sube, porque Dios los entregará en manos del rey.

Batalla contra  Siria:  El rey Josafat hizo una alianza con el malvado rey Acab de srael. Juntos decidieron atacar Ramot de Galaad y acabar con los sirios que habían ocupado la ciudad. Pero Josafat quiso primero buscar el consejo de un profeta. Los profetas de Acab predijeron la victoria, pero Micaías predijo la derrota. Ambos reyes fueron derrotados y Acab fue muerto.

Pages: 1 2 3 4 5

Categorías: Antiguo Testamento y Segunda de Cronicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *