Éxodo 35: Reglamento del día de reposo

Éxodo 35:1 Moisés convocó a toda la congregación de los hijos de Israel y les dijo: Estas son las cosas que Jehová ha mandado que sean hechas:

Éxodo 35:2 Seis días se trabajará, mas el día séptimo os será santo, día de reposo[a] para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá.(A)

Éxodo 35:3 No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo.[b]

La ofrenda para el tabernáculo

Éxodo 35:4 Y habló Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado:

Éxodo 35:5 Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová; todo generoso de corazón la traerá a Jehová; oro, plata, bronce,

Éxodo 35:6 azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras,

Éxodo 35:7 pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,

Éxodo 35:8 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático,

Éxodo 35:9 y piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.

La obra del tabernáculo

Éxodo 35:10 Todo sabio de corazón de entre vosotros vendrá y hará todas las cosas que Jehová ha mandado:

Éxodo 35:11 el tabernáculo, su tienda, su cubierta, sus corchetes, sus tablas, sus barras, sus columnas y sus basas;

Éxodo 35:12 el arca y sus varas, el propiciatorio, el velo de la tienda;

Éxodo 35:13 la mesa y sus varas, y todos sus utensilios, y el pan de la proposición;

Éxodo 35:14 el candelero del alumbrado y sus utensilios, sus lámparas, y el aceite para el alumbrado;

Éxodo 35:15 el altar del incienso y sus varas, el aceite de la unción, el incienso aromático, la cortina de la puerta para la entrada del tabernáculo;

Éxodo 35:16 el altar del holocausto, su enrejado de bronce y sus varas, y todos sus utensilios, y la fuente con su base;

Éxodo 35:17 las cortinas del atrio, sus columnas y sus basas, la cortina de la puerta del atrio;

Éxodo 35:18 las estacas del tabernáculo, y las estacas del atrio y sus cuerdas;

Éxodo 35:19 las vestiduras del servicio para ministrar en el santuario, las sagradas vestiduras de Aarón el sacerdote, y las vestiduras de sus hijos para servir en el sacerdocio.

Moisés pidió a las personas que tuviesen diferentes talentos que lo ayudaran con el tabernáculo. Todas las personas del pueblo de Dios han sido dotadas con talentos especiales. Somos responsables de desarrollar esos talentos, incluso hasta los que no consideramos “religiosos”, y usarlos para la gloria de Dios. Podemos llegar a tener habilidad por medio del estudio, al observar a otros y a través de la práctica. Tome nota de las habilidades o talentos que tiene y que puede usar para ayudar en su iglesia o comunidad.

Pages: 1 2 3 4

Categorías: Antiguo Testamento y Exodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *