Archivos relacionados con Primera de Juan

Introducción a la primera carta de Juan

Una carta personal y su trasfondo Primera de Juan se llama una carta, aunque no tiene nombre de destinatarios ni acaba con saludos como las cartas de Pablo. Y hasta nuestros días nadie puede leerla sin percibir su carácter intensamente personal. No cabe la menor duda que el que la escribió tenía presente una situación concreta y Seguir Leyendo

1 Juan: El propósito del pastor

Lo que os estamos diciendo es lo que fue desde el principio, lo que oímos, lo que vimos con nuestros propios ojos, lo que observamos y tocamos con nuestras propias manos. Os estamos hablando acerca de la Palabra de Vida. (Y la Vida se nos apareció, y La vimos y testificamos; y os estamos ahora trayendo el Seguir Leyendo

1 Juan 2: La preocupación de un pastor

Hijitos míos, estoy escribiéndoos estas cosas para que no pequéis. Pero si alguno peca, tenemos al Que defenderá nuestra causa ante el Padre, Jesucristo el Justo. Porque Él es el sacrificio propiciatorio por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por todo el mundo. La primera cosa que debemos notar en este pasaje es Seguir Leyendo

1 Juan 3: Recuerda los privilegios de la vida cristiana

¡Fijaos qué clase de amor nos ha concedido el Padre: que se nos llamara los hijos de Dios! -Y eso es lo que somos en realidad. La razón por la que el mundo no nos reconoce es que no Le reconoció a Él. Amados, aun tal como están las cosas, somos los hijos de Dios; y todavía Seguir Leyendo

1 Juan 4: Los privilegios de la vida exhuberante del espíritu

Así es como sabemos que Él mora en nosotros: por el Espíritu Que Él nos ha dado. Amados, no creáis a cualquier espíritu; sino probad los espíritus para ver si proceden de Dios; porque han salido por el mundo muchos falsos profetas. Detrás de esta advertencia se encuentra una situación de la que sabemos muy poco o Seguir Leyendo

1 Juan 5: El Amor en la familia de Dios

Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha experimentado el nacimiento que viene de Dios; y todo el que ama al padre, ama al hijo. Así es como sabemos que debemos amar a los hijos de Dios, siempre que amemos a Dios y guardemos Sus mandamientos. Cuando Juan escribía este pasaje tenía dos cosas en Seguir Leyendo