Josué 5: Circuncisión de los hijos de Israel

Jos 5:1 Cuando todos los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán al occidente, y todos los reyes de los cananeos que estaban cerca del mar, oyeron cómo Jehová había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo más aliento en ellos delante de los hijos de Israel.

Hasta que hubieron pasado : En algunas traducciones, el uso de la primera persona del plural, «hasta que hubimos», constituye una evidencia adicional de que Josué fue el autor de esta parte del libro. Desfalleció su corazón : Dios cumplió la promesa

Los amorreos y cananeos eran los dos grupos principales que vivían en Canaán al momento de la invasión de Israel. Los cananeos adoraban numerosos dioses, pero Baal era su predilecto. La cultura cananea era materialista y su religión, sensual. Los israelitas continuamente se estuvieron volviendo a Baal después de entrar en Canaán. Los dioses de los amorreos también corrompieron la adoración de Israel y distrajeron a la gente de su adoración al Dios verdadero. La adoración de estos dioses falsos con el tiempo dio como resultado la caída de Israel.

Los israelitas pasaron innecesariamente treinta y nueve años en el desierto porque les tenían pavor a los cananeos. Subestimaron el poder de Dios. Su primer intento de entrar en la tierra prometida había fallado. Israel vio que los cananeos estaban aterrorizados de su ejército. Habían oído de las grandes victorias de Israel por medio de su Dios. Su última esperanza consistía en que el Jordán retrasara el paso de Israel o les quitara el ánimo de entrar a la tierra. Pero la noticia de que los israelitas habían pasado el Jordán en seco eliminó cualquier vestigio de valor que todavía les quedaba a los cananeos.

No subestime el poder de Dios. Si somos fieles a Dios, El puede ahuyentar cualquier gran oposición. Puede cambiar las actitudes de los que se oponen a El.

El hagiógrafo empieza con una noticia sobre el pánico que se apoderó de los cananeos y de los amorreos al enterarse del milagro que había obrado Yahvé. Para el autor sagrado y para los enemigos de Israel es Yahvé quien mueve todos los resortes y determina los hechos que deben conducir a los israelitas al corazón de Palestina. La noticia del paso del Jordán corrió como reguero de pólvora por todo el territorio; sus habitantes temieron una invasión inminente de los israelitas.

Jos 5:2 En aquel tiempo Jehová dijo a Josué: Hazte cuchillos afilados, y vuelve a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel.

Jos 5:3 Y Josué se hizo cuchillos afilados, y circuncidó a los hijos de Israel en el collado de Aralot.

El rito de la circuncisión señalaba a Israel como el pueblo del pacto de Dios. Cuando Dios pactó con Abraham, exigió que todos los varones fueran circuncidados como señal de que ponían fin a la vida antigua y comenzaban una nueva vida con Dios. Otras culturas en este tiempo utilizaban la circuncisión como señal de comienzo de la adultez, pero sólo Israel lo usaba como señal de seguir a Dios. Un hombre solo puede ser circuncidado una vez. Volver a circuncidar «la segunda vez» aquí se refiere a circuncidar a los muchos jóvenes que aún no habían sido circuncidados.

Pages: 1 2 3 4 5 6

Categorías: Antiguo Testamento y Josue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *