Miqueas 6: La corrupción de Israel y la misericordia de Dios

Misericordia, chesed: Clemencia, piedad, compasión, ternura, amor intenso, fidelidad. Chesed aparece 250 veces en la Biblia. Se la podría traducir también como «buena voluntad». Sin embargo, en algunas ocasiones, la idea principal denota fidelidad. Muy a menudo en la Escritura, se utiliza chesed para designar la misericordia divina. En el Salmo 136, la frase «para siempre es su misericordia» aparece 26 veces. Jesús cita a Oseas 6:6 «Porque misericordia quiero y no sacrificio» en Mateo 9:13 y califica a la misericordia como uno de los aspectos más importantes de la Ley. Un derivado es chasid, que generalmente se traduce, en distintas versiones, como «misericordioso», «santo», «consagrado», «dedicado» o «buena persona»

En realidad Dios esperaba una reacción moral del pueblo vinculado a él por el antiguo pacto. Los rabinos estudiaron la Ley y hallaron en ella 613 preceptos. En el Salmo 15 todos aparecen reducidos a 11 principios y en Isaías 33:15 a 6 mandamientos. Pero aquí se les condensa en 3:

1) Mantente honesto en todo lo que hagas;

2) ama la fidelidad con compasión;

3) comprométete a vivir en sumisión a tu Dios.

Miqueas 6:7 ¿Se agradará Jehová de millares de carneros o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito[f] por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma?

Miqueas 6:8 Hombre, él te ha declarado lo que es bueno, lo que pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, amar misericordia y humillarte ante tu Dios.[g]

Israel respondió a la petición de Dios tratando de apaciguarlo con sacrificios, esperando que los dejara en paz. Pero los sacrificios y otros rituales no bastan, Dios quiere cambiar nuestras vidas. Quiere que su pueblo sea justo, recto, misericordioso y humilde. Dios quiere que seamos sacrificios vivos. No solo que realicemos actos religiosos, sino que vivamos correctamente. Es imposible vivir una vida así de firme sin el amor transformador de Dios en nuestros corazones.

Las personas han probado todas las formas posibles de agradar a Dios, pero El dejó en claro sus deseos: quiere que su pueblo sea justo y misericordioso y que camine humildemente con El. En sus esfuerzos para complacer a Dios, examine esas áreas con regularidad. ¿Es usted justo en su trato con la gente? ¿Muestra misericordia con aquellos que le hacen daño? ¿Está usted aprendiendo a ser humilde? Solo los que obedezcan a Dios, porque quieran complacerlo, viven en una relación adecuada con El.

Miqueas 6:9 »La voz de Jehová clama a la ciudad. ¡Es de sabios temer a tu nombre![h] “Prestad atención al castigo y a quien lo establece.

Es sabio temer a tu nombre : Es de sabios temer al Señor. Pero en lugar de ello, Judá está cometiendo las mismas abominaciones que Israel. Prestad atención al castigo : Y temed a quien lo establece .

Miqueas 6:10 ¿Hay aún en casa del impío tesoros de impiedad y medida escasa que sea detestable?

Medida escasa : Se refiere a vasijas de tamaño reducido utilizadas por comerciantes fraudulentos para vender granos en la ciudad.

Miqueas 6:11 ¿Daré por inocente al que tiene balanza falsa y bolsa de pesas engañosas?[i]

Miqueas 6:12 Sus ricos se colmaron de rapiña, sus moradores hablaron mentira y tienen en su boca una lengua engañosa.

Miqueas 6:13 Por eso yo también te debilité,[j] devastándote por tus pecados.

Pages: 1 2 3 4 5

Categorías: Antiguo Testamento y Miqueas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *