Reinita común

Comparte la experiencia en tus Redes Sociales

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Reinita común

La reunita común, -Coereba flaveola- Bananaquit-, es la única reinita que se acerca regularmente a las casas y que, si tiene la oportunidad, anida dentro de las residencias. Antes de que se popularizara el uso de la tela metálica no era raro que una pareja de reinitas anidara regularmente en las lámpara de la sala, lo que en vez de ser una molestia era para muchas familias señal de buena suerte. Tampoco era raro que entraran a las casas y tomaran azúcar de la azucarera que no faltaba en la mesa del comedor.

La reinita común se distingue inmediatamente de las demás reinitas, tanto nativas como migratorias, por su coloración y su pico corto encorvado. Ambos sexos se parecen pero el macho es a menudo más grade y sus colores son más brillantes. Se le considera el ave más común de la isla y habita en bosques, parques, urbanizaciones, ciudades y prácticamente cualquier otro lugar con árboles, arbustos y flores. Canta durante todo el día pero con mayor frecuencia temprano por la mañana y antes del atardecer. La reinita se alimenta de néctar que a menudo roba perforando la base de la flor, de frutas maduras, insectos y arañas. También visita comederos artificiales y platos con azúcar o agua azucarada (por esta costumbre se le llama también sugar bird). El nombre bananaquit se debe a que visita mucho las flores del guineo y más tarde las frutas maduras. Sus enemigos principales son las culebras, las ratas, varias aves más grandes y las hormigas que ocasionalmente invaden los nidos.

La reinita se reproduce varias veces durante el año pero con mayor frecuencia de febrero a junio. Los dos sexos construyen nidos pequeños donde pasan la noche. El macho canta cerca de su nido y cuando encuentra pareja construye con ella un nido familiar mucho más grande hecho de hierba seca, ramitas delgadas, fibras vegetales, musgo seco, pelo, hilos, hilachas de tela y otros materiales similares.

El nido es globular y su entrada lateral para que los huevos y los polluelos no caigan accidentalmente. El interior es recubierto con fibras finas y plumas. Parte del material del nido proviene con frecuencia de nidos viejos. La hembra deposita de dos a cuatro huevos blancuzcos con manchas pardas y los empolla durante unas dos semanas.

Algunos machos abandonan el nido cuando comienza la incubación, otros permanecen cerca y ayudan a alimentar a los polluelos, que salen del nido unos dieciocho días después de nacer. Los jóvenes permanecen cerca del nido y sus padres los alimentan durante varios días. Cuando finalmente parten, la pareja se separa, el macho regresa a su nido y comienza nuevamente a cantar. Los adultos pueden vivir hasta siete años. La reinita vive desde México hasta el sur de Brasil y en las Antillas excepto Cuba, donde es un visitante ocasional. De vez en cuando se encuentra en la Florida.

Foto: Claudio Timm

¿Te resultó interesante?

suscribete a aqui esta puerto rico

Deja un comentario