Grand Marnier
Diseño Web
Max International Wilfredo
Farmacia Central
Donativo a Lou Gehrigs
Colón Pratts
Fast Printing
Charlies Academy
Tu Anuncio
Intense
Crossway
Yogufruti
Plomeria Garcia
King Sandwich
Comprare Aqui
La Casa del Bordado
On Stage
Anunciate Ahora
Moto Theme
Colon Pratts 360
Laboratorio San Sebastian
Roberto Clemente Walker

Comparte la experiencia en tus Redes Sociales

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Roberto Clemente Walker

Carolina fue su cuna en 1934 – San Juan de Puerto Rico sirvió de lecho de muerte en 1972. Jugador de béisbol puertorriqueño. Roberto Clemente fue el primer latinoamericano que ingresó en el Salón de la Fama del Béisbol y alcanzó la cifra de 3.000 hits o golpes directos.

En 1952 Roberto Clemente comenzó a jugar en los Cangrejeros de Santurce de la Liga local puertorriqueña y, convertido en la principal estrella del deporte en su país, varios de los mejores equipos norteamericanos (los Braves y los Dodgers, entre otros) pretendieron ficharle. Finalmente y por cuatro mil dólares recaló en los Pirates de Pittsburgh (1954), equipo en el que llegó a ser una de sus mayores leyendas y pieza fundamental de los triunfos logrados a finales de los cincuenta y principios de los sesenta, que incluyeron cinco títulos de la Liga Nacional y las Series Mundiales de 1960.

En el campeonato de 1958, Roberto Clemente consiguió la proeza de eliminar a veintidós corredores rivales. En 1966 fue elegido “jugador más valioso” de la Liga Nacional. En 1971 condujo a los Pirates al triunfo en sus segundas Series Mundiales, finales en las que Clemente fue la estrella indiscutible con sendas carreras en el sexto y séptimo juegos y un portentoso promedio de bateo de .414 que le valió el título de “jugador más valioso” de la final.

Durante trece temporadas superó el promedio de .300; participó en el partido del All-Star en catorce ocasiones, doce de ellas de forma consecutiva, y en otras doce ganó el prestigioso Gold Gloves (Guante de Oro). Todo ello a pesar de los problemas de espalda que le ocasionó un accidente de automóvil y que mermaron notablemente su condición física.

Otro trágico accidente segó la vida de Roberto Clemente el último día del año 1972, cuando se dirigía en avión hacia Nicaragua para llevar alimentos y medicinas; pocas semanas antes había entrado en el privilegiado grupo de jugadores con más de 3.000 hits en su haber, una marca al alcance de muy pocos bateadores. Al año siguiente (1973) fue elegido miembro del Salón de la Fama del Béisbol estadounidense.

¿Te resultó interesante?

suscribete a aqui esta puerto rico

Deja un comentario