Saquitos de paredes

Comparte la experiencia en tus Redes Sociales

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Saquitos de paredes

José A. Mari- Phereoeca uterella es una pequeña alevilla (mariposa nocturna) muy difícil de encontrar como adulta pero muy fácil de observar como larva cuando arrastra su casita lentamente por las paredes de la casa. La casita es un capullo de hilos de seda con el exterior cubierto por granitos de arena, pedacitos de pintura, pelos, fragmentos de insectos muertos y cualquier otra partícula que la larva encuentra; el color del pequeño estuche depende por lo tanto de los materiales que la larva usa para cubrirlo. El saquito aumenta de tamaño según la larva crece y es ovalado para que la larva pueda esconderse, dar la vuelta y asomarse por el otro lado. Con el tiempo la larva se convierte en pupa y emerge la alevilla, dejando la vieja casita pegada a la pared.

Los adultos aparentemente no se alimentan y viven sólo lo suficiente para reproducirse. El ciclo completo, de larva a adulto, dura unos dos meses y medio. La larva se alimenta mayormente de las telarañas que se acumulan en las paredes, debajo de los muebles, en los clósets y en otros lugares de la casa. También come lana y fue una plaga importante cuando ese material se empleaba en la producción de ropa y alfombras. La especie es común en Norteamérica y ha sido llevada por el ser humano a muchos países.

Foto: Robert Zimlich.

¿Te resultó interesante?

suscribete a aqui esta puerto rico

Deja un comentario