Archivos relacionados con El Negocio de la Muerte

Otros tipos de Procesión Fúnebre en el Pepino

Puesto que en el Pepino hay un par de logias utilizaré este acápite para citar el documento sobre las honras fúnebres de los masones. Honras Fúnebres Masónicas En un servicio masónico para un hermano fallecido, incluyendo la procesión al cementerio y los ritos del entierro, los requerimientos de etiqueta Masónica son inusualmente estrictos. En la procesión, el mismo decoro debe ser observado al igual que en la Logia: no fumar, no reírse ni hablar fuerte, y la hermandad tampoco deberá unirse o dejar las líneas sin el permiso del Venerable Maestro. Las direcciones generales para la apropiada conducción de estas ceremonias son encontradas en el Standard Monitor, ellos son el código de etiqueta apropiado para la ocasión y debe ser estrictamente seguido. A la muerte de un hermano, el Venerable Maestro podría ordenar a la Logia estar de duelo por un periodo de treinta días. Durante este tiempo el Altar Seguir Leyendo

Las Procesiones Funerales Protestantes

Siguen el mismo patrón de la iglesia católica excepto que puede ir acompañado de música como fue el caso de la procesión funeral del entierro de mi madre. Las jóvenes portaban las coronas, le seguía a banda musical de instrumentos de viento y acordeón. Los hermanos de la iglesia iban cantando y alabando a Dios. Luego venía el ataúd cargado por algunos hermanos y continuaba la marcha fúnebre hasta el antiguo templo pentecostal al final de la calle Ruiz Belvis Este. Ya en el templo se procedía a un culto regular, con la intervención de varios predicadores aunque uno de ellos daba el mensaje principal. En el mismo servicio se invitaba a la gente a que se entregaran a Cristo y en varias ocasiones vi a gente convertirse al Señor. Los entierros se convertían en reuniones para predicar el evangelio. Se animaba a los deudos que pasaran al frente para Seguir Leyendo

Las Procesiones Funerales Católicas

Es bastante improbable que el sacerdote llegue a darle la extremaunción al feligrés católico. No obstante, esto ocurre con los más acólitos de la clase pudiente. En el pasado, cuando el cadáver salía de la casa del muerto se repicaban las campanas de la iglesia. Este repicar es lo que conocemos como “dobles”. La comitiva fúnebre llega hasta la iglesia en donde se ofrece una misa para los que la pueden pagar y la ceremonia acostumbrada para los muertos. Luego viene el repicar de campanas nuevamente mientras sale la gente y se ordena la comitiva fúnebre. La procesión va precedida de una dama que porta ofrenda floral en forma de corona. En otras ocasiones son varias muchachas las que portan ofrendas florales al frente de la procesión. Luego le siguen los monaguillos y del sacerdote. Uno de los monaguillos va al frente con la cruz en una hasta seguido del Seguir Leyendo

Los Actos Funerales

Un funeral es una ceremonia cultural religiosa que se lleva a cabo para despedir a una persona fallecida pública o privadamente. Hay que tener en mente que la naturaleza y la composición de los ritos funerarios dependen de la época, la cultura, la clase social del difunto y las creencias religiosas de la comunidad religiosa a la cual pertenecía. Los diferentes ritos de funeral consisten básicamente en el embalsamamiento, la sepultura o la cremación. El embalsamamiento es una práctica que va a depender de los recursos de la persona fallecida. Los pobres procuran de enterrar a sus muertos lo más rápido que se pueda. Para las clases pudientes el embalsamiento consiste en la utilización de sustancias químicas, resinas o bálsamos, con el propósito de preservar el cadáver y evitar su putrefacción. Con relación a la sepultura dependerá también de los recursos del difunto y de su familia. Los pobres, por Seguir Leyendo

El Velorio costumbre en peligro de extinción

He sido testigo ocular de los velorios de mi familia. Empezaré por el velorio de mi abuelo, Don José Félix. Murió en la barriada Tablastilla al lado de la casa del pirotécnico Augusto Torres en el 1962. Ya Augusto había presagiado su muerte días antes por el latido que se mostraba en el cuello del abuelo. Después que se llevaron el cadáver del abuelo, de 91 años de edad, la familia de Utuado fue informada y su pronta presencia nos confortó. La gente venía condolerse y a procurar sacar a Don Félix del purgatorio mediante rezos y llevarlo a descansar al cielo. Las féminas venían vestidas de luto, muy importante para la época observar la tradición. Los hombres venían con sus camisas blancas o azules guardando también el luto. La esposa de Don Félix, el difunto, era muy católica y rigurosa en estas tradiciones familiares católicas. Mi mamá, Doña Fermina, Seguir Leyendo