Nosotros

Versos perdidos de Rodríguez Cabrero

Los artículos publicados en este Portal nos han sido provistos por personas amantes de la Pepinianidad y la historia de este gran pueblo. Desafortunadamente no siempre nos proveen el autor ni procedencia del artículo. Si alguien sabe o conoce el autor de cualesquiera de los artículos no identificados favor de hacérnoslo saber para dar los créditos correspondientes al autor y publicación.

Para ideas de cómo mejorar este Portal envíanos un Correo Electrónico y gustosamente las estudiaremos.

La historia de los pueblos es un incesante volver a empezar y tenemos la responsabilidad patriótica e histórica de escribirla y reescribirla. No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Aquí se hará un recorrido por todo lo que ha sucedido antes de nosotros, por lo que sucede con nosotros y lo que habrá de suceder con las generaciones venideras. En resumen, todo lo que nos define como pueblo.

Portal de San Sebastián de las Vegas del Pepino, página donde disfrutarás la historia de este bello pueblo, que aunque no me vio nacer me ha brindado la dicha de conocer buenos amigos abrigándome en su terruño como a uno más de sus hijos.

Cuna de gente humilde, buena y trabajadora. Verde monte donde las musas del Parnaso se encarnan en grandes artistas y compositores. Al final de cada una de las páginas encontrarás un “tocacintas” con una composición de un pepiniano o una interpretación de un hijo del Pepino. Para escucharla oprime el botón con la punta de flecha.

Te invito a navegar nuestro Portal. Espero disfrutes en él tanto como he disfrutado haciéndolo. Espero formes parte de esta tarea, dando a conocer este sitio a tus amistades y colaborando a través de nuestra página de contacto, enviándonos artículos, noticias fotos históricas, o haciendo tus comentarios, para enriquecimiento tanto del Portal como de los cibernáutas que lo visitan.

Deja un comentario