Archives for Fotos con Historia

Puerta de San Justo

Exactamente detras de la puerta hay un edificio donde estuvo el Cafe Turull,despues fue la Fabrica de Tabacos Las Dos Antillas, el Banco Territorial Agricola y por ultimo el Banco Popular, que posteriormente construyo un monumental edificio inaugurado en 1939, siendo en esa fecha el mas alto del Caribe con 11 pisos. Ademas vemos a la izquierda el edificio del Deposito Mercantil y la Darsena. Construida en 1639 entre los Baluartes del Recinto Sur. No tenía protección propia pero era guardada por los Baluartes que le rodeaban. Servía para comunicarse con La Puntilla. Através de ella se realizaba el comercio de la Vieja Ciudad.  Por lo difícil del accseso para estas gestiones fue derumbada en 1894. Seguir Leyendo

Guajataca

Esta vista de Guajataca se tomó desde un punto al sur del conocido mirador de la bandera en la carretera número 2. El área en primer plano es ocupada hoy por el Hotel Guajataca. El río del mismo nombre, que separa a Isabela de Quebradillas, desemboca a la izquierda. Al otro lado del río, en terrenos de Isabela, se construyó para 1906 el túnel del tren. Seguir Leyendo

Casa Wiechers Villaronga

La casa Wiechers-Villaronga es uno de los muchos tesoros de Ponce. Alfredo Wiechers Pieretti nació allí en el 1881, hijo de un inmigrante alemán y una puertorriqueña de ascendencia corsa. En el 1905 se graduó de la Escuela Especial de Arquitectura en París y hasta 1910 trabajó en Barcelona bajo la tutela del arquitecto Enric Sagnier. En ese año regresó a Ponce, adquirió un solar en la esquina de las calles Isabel y Mendez Vigo, y diseñó su casa (terminada en 1912). Durante los próximos seis años diseñó importantes obras y adquirió gran renombre como arquitecto. La Primera Guerra Mundial, sin embargo, le afectó. Se sentía perseguido por el gobierno debido a su ascendencia  alemana, y quizás tuvo razón, porque durante la Primera Guerra Mundial se sospechaba de todos los extranjeros. Dicen que pasaba largos ratos en la pérgola sobre el techo de la casa velando a quienes lo espiaban. Cansado de la persecución, real o ficticia, en el 1919 Wiechers vendió su casa a Gabriel Villaronga y se marchó a Barcelona, donde murió en el 1961, sin trabajar nuevamente como arquitecto. Seguir Leyendo