Vanguardia Juvenil y el Día de La Candelaria

Vanguardia Juvenil de Altosano lleva 41 años celebrando el Día de La Candelaria. Fue fundada por Juan López Ramos e incrita el 18 de febrero de 1976. Su fin es el desarrollo de la comunidad. Sus actividades son financiadas por sus miembros, no reciben fondos gubernamentales. A traves de los años se han destacado en la promoción del deporte y la cultura. Entre las actividades más destacadas se encuentran el Maraton de Altosano, las comparsas del Festival de la Novilla y la celebración en el Dia de la Candelaria. El Maratón de Altosano fue creado a mediados de la década del 1980. Se celebró por 20 años en los cuales obtuvieron premios por excelencia en dos ocasiones. Han participado en la creación de comparsas para el Festival de la Novilla. Varias de ellas fueron premiadas. Algunas de las comparsas recrearon estampas típicas o eventos del pasado como los acerraderos, las lavanderas, el uso de la palma real, el huracán Santa Clara y el temblor de tierra.

Celebración del Día de La Candelaria

Según recuerda William Irizarry Galarza esta actividad se celebraba en casi todas las casas para los años del 1950 al 1960. Se decía que «había que quemar la Candelaria o se quemaba la casa». Se utilizaban las ramas de guineo, bejucos y las bambúas para que explotraran. Mientras ardían se gritaba «que viva La Candelaria». Esta celebración tiene origenes en la antiguedad. Posteriormente fue adaptada por el cristianismo y se le dio una interpretación religiosa.

Hoy en día se celebra en varios pueblos de la isla, entre ellos San Sebastián. Nos informa William Irizarry Galarza que también ha sido celebrada por el club Intercambio Deportivo de Sonador por alrededor de 10 años, el club Ikebana de Culebrinas y en Robles. En Altosano el club Vanguardia Juvenil lleva 41 años celebrando esta festividad de la cual William fue presidente por alrededor de diez años. Ha diseñado las estructuras que son quemadas ese día de la Candelaria, entre las que fuguran distintos tipos de residencias, un Castillo, un faro y el año pasado se construyó un ventorrillo o tienda de antes. Este año según nos informa William Irizarry Gonzalez, -hijo de William Irizarry Galarza y actual presidente de Vanguardia Juvenil-, se construye una «residencia con el techo en cuatro aguas, a prueba de María». William hace una invitación al público: «Recuerda el 2 de febrero, queremos compartir contigo. Trae toda tu familia y comparte en el encendido de La Candelaria 2018.»

Contribuyamos y auspiciemos esta tradición de nuestro pueblo y la iniciativa del club Vanguardia Juvenil

Extracto de artículo sobre el Día de La Candelaria -enero 2017

El 2 de febrero se celebra en ciertas áreas de San Sebastián el día de la Candelaria, al igual que en otras partes del país, en mucho países hispanos y otras partes del mundo. Sus orígenes aparentan ser muy antiguos pues durante el mes de febrero muchos pueblos a través de la historia celebraban el final del invierno y la llegada de la primavera con sus días de mayor luz. Estas celebraciones estaban relacionadas a la agricultura y a la fecundidad.

Tenemos conocimiento de la existencia en la Roma antigua de rituales o celebraciones relacionadas con la purificación y la promoción de la fecundidad que coinciden con el comienzo de la primavera. De por sí el nombre del mes febrero se deriva de una palabra en latín que significa purificación. Es muy probable que estos rituales o celebraciones hayan sido copiados y adaptado de otras celebraciones de la Grecia antigua, ya que la cultura romana tomó de esta muchas de sus creencias religiosas y celebraciones. A su vez, la antigua Grecia tuvo grandes influencias de las grandes civilizaciones del cercano oriente. Entre los festivales celebrados durante febrero en Roma, se destacó el de los lupercales por ser el de mayor perduración y se le identifica como precursor de lo que luego se llamara el día de la Candelaria.

Se le adjudica al papa Gelasio I el suprimir esta celebración transformandola en una celebracion de caracter cristiano para el siglo V. «Se fusionó entonces con las «Lupercales», procesiones de fieles que encendían velas, cirios o antorchas para honrar la fertilidad de la virgen María a los 40 días que dio a luz. En los tiempos de San Ambrosio el 25 de diciembre fue asignado como supuesta fecha del nacimiento de Jesús …» -Romay.

La versión generalemente aceptada es que esta celebración llegó a nuestra isla con los canarios, por ser la Virgen de la Candelaria la patrona de Islas Canarias. De acuerdo a la historiadora aguadillana Haydée Reichard de Cancio esta tradición la trajeron los emigrantes canarios para el siglo XVI. «En nuestra Isla en siglos pasados era costumbre y tradición que la mujer luego de haber dado a luz tenía que purificarse. Pasada la cuarentena, su primera salida era presentar al recién nacido en la Iglesia cargándolo en sus brazos y llevando una vela encendida. Durante las festividades del 2 de febrero, aniversario de la Purificación de la Virgen, las madres que habían tenido crías durante el año repetían la piadosa costumbre, sin olvidar la vela” -Reichard citada en Goyco.

«En aquellos barrios donde la devoción tenía sus adeptos, los vecinos se reunían y luego de haber rezado el rosario y cantado algunas coplas alusivas a la festividad se procedía a encender las candelarias.» -Reichard citada en Goyco.

«Virgen de la Candelaria, por tu devoción líbrame del fuego -infierno-, apoya en el fogón -el hogar» -rezo citado en el libro ‘María, en la Historia de nuestro pueblo’ de Haydée E. Reichard. -Goyco.

En Islas Canarias no se acostumbra celebrar este día con hogueras pero si es el caso de otros lugares de España como Andalucía. Por otro lado nos indica la antropóloga Raquel Brailowsky que el «proceso de roza y quema es característico de los horticultores» y dado que nuestros taínos practicaban la horticultura es posible que esto contribuyera a que en nuestro pueblo ese día se celebre con hogueras. Esto confirmaría nuestro entendimiento de que las celebraciones populares son resultado de las influencias de distintas culturas.

De acuerdo a Goyco las fogatas se preparaban con «leña, hojas secas, higüeras y mayas». En épocas más recientes ese día se quema el árbol de navidad, a lo que el Cuerpo de Bomberos de PR se opone pues «se puede convertir ese fuego -que debido a la savia del pino- en un incendio sin control». -Primera Hora, 2/1/2015.

Agradecimiento por la informacion y fotos a William Irizarry Galarza, su hijo William Irizarry Gonzalez, Angel David Adames Tomassini y otras personas.

Foto:  William Irizarry Gonzalez

Fuentes:
Nilmarie Goyco, ‘Día de la Candelaria, historia y tradición’, 2 de febrero de 2016, (http://elvisitantepr.com/dia-de-la-candelaria-historia-y-tradicion/)
William M. Green, ‘The Lupercalia in the Fifth Century’, Classical Philology
Vol. 26, No. 1 (Jan. 1931) (http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/journals/CP/26/1/Lupercalia*.html)
Jaime Romay, ‘2 de febrero: la fiesta de la luz’, The Huffington Post, Marzo 2013, (http://www.huffingtonpost.com/jaime-romay/2-febrero-fiesta-luz-candelaria_b_2545757.html)
Vanguadia Juvenil William Irizarry Galarza inc., Facebook, (https://www.facebook.com/groups/255056307920530/)
Primera Hora, ‘Jefe de Bomberos pide que no quemen en la celebración de la Candelaria’, 2/1/2015
The following two tabs change content below.
Aquí Está Puerto Rico avatar_user_287_1517479545-80x80 Vanguardia Juvenil y el Día de La Candelaria Costumbres y Tradiciones Conoce a Puerto Rico

Amador Román García

Natural del barrio Hato Arriba, criado en Bahomamey. Hizo sus estudios en las escuelas publicas de San Sebastian, en el CAAM/RUM, UPR/Rio Piedras y más tarde estudios graduados en economía en New School en la ciudad de Nueva York. Actualmente reside en Manhattan y trabaja como profesor de economía. Uno de los fundadores del foro Historia y Cultura de Pepino donde escribe sobre cultura y economia.
Aquí Está Puerto Rico avatar_user_287_1517479545-80x80 Vanguardia Juvenil y el Día de La Candelaria Costumbres y Tradiciones Conoce a Puerto Rico

Últimas Publicaciones de Amador Román García (Verlas todas)

Deja un comentario