Resultados para la Búsqueda que iniciaste

No conocer el pasado es ser irresponsable con aquellos que forjaron lo que somos hoy; no conocer el hoy es ser irresponsable con las generaciones futuras. Gracias por querer Conocer a Puerto Rico.

Patillas

Patillas

Gran parte de los terrenos aluviales del municipio eran dedicados al cultivo de la caña de azúcar, muchos de los ingenios estaban ubicados en el barrio Pollos y pertenecían mayormente a franceses y corsos como eran los ingenios Mariani y Río Chico, y las haciendas Semidey y Catalina, entre otras. También había ingenios en los barrios Cacao Alto, Cacao Bajo, Jagual,y Guardarraya. …

Leer Más >>
Huellas doradas

Huellas doradas

Ese que está ahí en el centro, –siguió el viejo–, es el trabajo que le conseguiste a Don Pedro cuando lo despidieron de la fábrica… y el otro, el de la derecha, es la huella de aquella vez que juntaste el dinero que hacía falta para la operación del hijo de Ramírez, las huellas esas que salen a la izquierda son de cuando volviste del viaje porque la madre de tu amigo Juan había muerto y quisiste estar con él…

Leer Más >>
José Pérez Morris

La insurrección de 1868 en la memoria

“Lares nos pertenece a todos”, como románticamente aspiran algunos en el presente. La meta era que “Lares nos pertenece a todos…excepto a los independentistas” quienes nunca comprendieron su verdadero sentido. Historiográficamente en 1921 Lares y betances habían sido reducidos a un simple “bache” de poca relevancia en la “autopista” del Progreso que la hispanidad había construido …

Leer Más >>
El vuelo de los patos

El vuelo de los patos

Si alguien se quiere ir, como el pato que abandona el cojín de aire, se da cuenta que se queda solo y de que cuesta mucho más hacer las cosas que si estuviera acompañado. Además, los patos se ayudan entre ellos cuando el pato que esta en cabeza se siente cansado o cuando graznan para animarle, colaboran entre ellos, porque todos tienen un mismo objetivo. Nosotros a veces también graznamos,,,

Leer Más >>
Orocovis -Rio Matrulla

Orocovis

Para fines de la década del 1920, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó una Resolución Conjunta con la cual se cambió el nombre de este municipio de Barros a Orocovis, nombre del cacique taíno de este territorio, originalmente conocido como Orocobix. En el 1948, al prepararse por la Junta de Planificación de Puerto Rico el Mapa de Municipios y Barrios de Orocovis, la zona urbana de …

Leer Más >>
Naranjito PR

Naranjito

Este pueblo es regado por el río La Plata y sus afluentes el río Guadiana (que se origina en el barrio Anones) y el río Cañas (que nace en el barrio Cedro Abajo). A su vez, el Guadiana tiene como tributarios a las quebradas: Toro, Rivera, Anones, Patos y San Francisco; mientras que el Cañas tiene a la quebrada Jaguas. El río Mavilla también atraviesa a Naranjito desde su nacimiento en el barrio Cedro Arriba…

Leer Más >>
La oscura caverna

La oscura caverna

No podría permanecer más en el frío. Pero tampoco estaría en paz sabiendo que mi gente muere en la oscuridad de esta cueva. — Eso no será necesario. Ten, extendiéndole un palo que ardía en fuego. Lleva esto a tu gente. Diles que la luz está aquí, que la luz es portadora de calor, de vida. Diles que la luz es para todo aquél que la desea, para todo aquél que tiene fe. …

Leer Más >>
Leyenda de la canela y las guayabas

Leyenda de la canela y las guayabas

Eran tiempos nuevos. Una generación de jóvenes quiso innovar la iglesia. Sacaron los largos bancos de caoba de valor histórico, pues los había fabricado un reputado ebanista en la década del cuarenta. Los arrumbaron en la intemperie donde la acción de los elementos del deterioro los pudrió. Le tocó el mismo destino al piano que había donado la señora Sanders. En su lugar trajeron cornetas, bajo, …

Leer Más >>
El viejo lobo y el león

El viejo lobo y el león

Y decidí yo también abandonarme a la misericordia de Dios. Me recosté entonces en la boca de una cueva, confiado en la providencia divina que no tardaría en acercarme alimento. Pero pasaron los días, y nada ocurría. ¡Paciencia! –me dije– ¡Que se haga, Señor tu voluntad! Días después, ya casi desfallecía de hambre, cuando escuché la voz de Dios que me decía: — ¡Insensato! ¿Qué haces ahí …

Leer Más >>

Comparte este Artículo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on delicious

Tu Opinión es importante. Déjanos un Comentario