Aguadilla Puerto Rico

El nombre de Aguadilla proviene de la palabra nativa guadilla o guadiya que significa jardín. Otras fuentes argumentan que el nombre es un diminutivo de Aguada (lugar de hacer agua), pueblo vecino y del cual Aguadilla formó parte hasta 1775. Aunque fue en esta fecha que se aprobó la fundación del pueblo, según Agustín Stahl en su Fundación de Aguadilla, no fue hasta 1780 que se segregó el territorio y ocurrió su fundación oficial.
Aguadilla Puerto Rico

EDPR- El municipio está localizado en el noroeste de Puerto Rico, su superficie abarca 92.12 kilómetros cuadrados (35.57 millas2). El pueblo es conocido popularmente como la “villa del ojo de agua”. Este cognomento corresponde al también denominado río Chiquito, que al presente se conoce como El Parterre. Otros cognomentos son: el “pueblo de los tiburones”, el “nuevo jardín del Atlántico” y como el lugar donde “hasta donde las piedras cantan”. Según el censo de 2000, su población general era de 64,685 aguadillanos. Sus barrios son: Aguacate, Aguadilla Pueblo, Arenales, Borinquen, Caimital Alto, Caimital Bajo, Camaceyes, Corrales, Ceiba Alta, Ceiba Baja, Guerrero, Maleza Alta, Maleza Baja, Montaña, Palmar y Victoria. Aguadilla, pueblo de tradiciones, festeja sus fiestas patronales, dedicadas a su patrón San Carlos Borromeo en el mes de noviembre. Su economía actual depende en gran mayoría de la industria farmacéutica, la producción de goma, plástico, cuero, textiles, metal, madera, maquinarias electrónicas y el procesamiento de alimentos. Por otro lado, este pueblo se distingue por la belleza natural de sus playas, muy frecuentadas por practicantes del deporte de tabla, el buceo, y paseos en kayaks. También es reconocido por su campo de golf –ubicado en Punta Borinquen– su parador y villa turística, y su museo de arte.

Geografía

Aguadilla está situado en la costa noroeste de la Isla. Por el norte limita con el océano Atlántico y con el municipio de Isabela; por el sur con Moca y Aguada; por el este con Isabela y Moca; y por el oeste vuelve y se encuentra con el Océano Atlántico. Geográficamente, pertenece a la región de los llanos costaneros del norte y su relieve es llano. Entre sus recursos forestales se encuentra la zona de Maleza Alta de mangle negro y blanco, hábitat de numerosas especies.

En sus tierras inicia una cordillera de poca elevación conocida como Jaicoa. Sus puntos más elevados son los cerros Jiménez (728 pies o 222 metros) y Viñet (689 pies o 210 metros). Otras elevaciones menores son Las Animas, Herrera y El Vigía. Entre los accidentes geográficos costaneros principales se encuentran la Bahía de Aguadilla y las puntas Borinquen y La Agujereada. Su sistema hidrográfico lo conforman el río Culebrinas el cual le divide del municipio de Aguada, la Quebrada de los Cedros que a su vez le divide del municipio de Isabela en la zona noreste, y un canal principal de riego que parte del Lago Guajataca hasta encontrarse con el Ojo de Agua (río Chiquito), que hoy se conoce como El Parterre.

Fundación e historia

El nombre de Aguadilla proviene de la palabra nativa guadilla o guadiya que significa jardín. Otras fuentes argumentan que el nombre es un diminutivo de Aguada (lugar de hacer agua), pueblo vecino y del cual Aguadilla formó parte hasta 1775. Aunque fue en esta fecha que se aprobó la fundación del pueblo, según Agustín Stahl en su Fundación de Aguadilla, no fue hasta 1780 que se segregó el territorio y ocurrió su fundación oficial. En un principio, el territorio denominado como Aguadilla comprendía los actuales barrios de Victoria e Higüey. A la altura de 1797, André Pierre Ledrú, naturalista francés, describía el lugar como una población de “alrededor de 1,321 almas…”.

Para 1831, ya Aguadilla contaba con los barrios Aguacates, Arenales, Ceiba Alta, Ceiba Baja, Camaceyes, Dos Palmas, Borinquen, Higüey, Corrales, Montaña, Malezas, Mangual, Plainela, Pueblo Norte, Pueblo Sur y Vitoria. Su puerto se transformó en uno muy frecuentado por naves que provenían de México y las Antillas Mayores. En 1860, la Reina Isabel II de España le otorgó el título de “Leal Villa” como remuneración a los servicios prestados y a las señales de amor patrio que Aguadilla dio en la guerra de áfrica. En 1878, los barrios Plainela, Higüey y Mangual desaparecieron mientras que el barrio Vitoria cambió su nombre al de Victoria y Dos Palmas pasó a ser Palmar. Asimismo, surgieron tres barrios nuevos: Caimital Alto, Caimital Bajo y Guerrero. En el censo de 1899, reaparece el barrio Higüey como urbano y se crearon los barrios Iglesia, Nuevo, Santa Bárbara y Tamarindo. Además, el barrio Malezas fue dividido en Malezas Alto y Malezas Bajo.

Símbolos

Bandera: La bandera de Aguadilla consta de dos franjas horizontales de igual tamaño. La superior es de color azul mientras que la inferior es dorada. Al centro se encuentra el escudo municipal.

Escudo: El escudo de Aguadilla es una figura cuadrilonga con ángulos inferiores terminados en puntas hacia el centro inferior. Su fondo es color rojo y su centro tiene cuatro divisiones. En la parte superior izquierda se observa la imagen del famoso Ojo de Agua y detrás de éste las montañas de Jaicoa. En el lado superior derecho resalta un navío similar a los que antiguamente hacían escala en la bahía. También hace referencia al descubrimiento de Puerto Rico, alegando el desembarco de Cristóbal Colón por el pueblo de Aguadilla. La parte inferior izquierda presenta una torre que emerge de las aguas como símbolo de los combates realizados desde el Fuerte de la Concepción en contra de los ataques de corsarios, entre los siglos XVIII y XIX. El lado inferior derecho muestra una estrella de cinco puntas en alusión a los aguadillanos ilustres que han honrado las artes, las ciencias, las letras, la milicia y la legislación como expresión de luz y claridad.

Rodea los cuadrantes una inscripción que lee “Leal Villa de San Carlos de la Aguadilla”, título otorgado por la Reina Isabel II, en 1860, por los servicios prestados por este pueblo en la guerra que combatía España en áfrica. Cubre el escudo unas ramas verdes alusivas a las palmas que porta la Santísima Virgen de la Victoria. Finaliza el escudo una corona mural con cuatro torres, característica de los pueblos designados como Villa. El color rojo significa el valor, el atrevimiento, la intrepidez y el honor. El azul encarna el mar, la serenidad y la dulzura. El verde es sinónimo de la esperanza, la abundancia y la libertad. El púrpura es la dignidad ciudadana. El oro representa la riqueza, la fe, la fuerza y la constancia; mientras que el blanco simboliza la templanza y la bondad.

También te puede interesar

Comparte este Artículo en tus Redes Sociales

Tu Opinión es importante. Déjanos un Comentario

Lionel Valentin Calderon

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Publicaciones Recientes

Publicaciones Recientes