Bahía Fosforescente de Lajas

Comparte la experiencia en tus Redes Sociales

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Bahía Fosforescente de Lajas

La bioluminiscencia es un fenómeno común en mar abierto, pero rara vez ocurre en bahías costaneras. En la región de La Parguera encontramos dos bahías resguardadas que exhiben este fenómeno. Por las noches, las aguas de la Bahía Fosforescente y la Bahía Monsio José brillan cuando son agitadas por el oleaje, por un cardumen de peces o una mano pasada por el agua.

La bioluminiscencia de la Bahía de La Parguera se debe a que está poblada de millones de microorganismos conocidos como dinoflagelados, entre los cuales el más que abunda es el Pyrodinium -pyro = fuego y dinium = que gira-. Ocasionalmente otros organismos mayores en tamaño pueden contribuir a las emisiones de luz que notamos en la bahía.

La luz o brillo en el agua es resultado de una reacción química entre substancias presentes en ellos los cuales al combinarse, destellan. Al producirse se genera un tipo de luz fría que se llama bioluminiscencia. Destellan cuando el agua es agitada por el paso de un bote, con los remos, con las manos, cuando llueve o al nadar.

Se encuentran en la Bahía Fosforescente debido a la estrecha entrada de la bahía y a la poca fluctuación de marea. La bahía es como una trampa en la cual estas poblaciones se concentran. Alrededor de la orilla se generan substancias vitamínicas que son requisito indispensable para la reproducción y el mantenimiento de las poblaciones de los organismos causantes de la bioluminiscencia.

La Bahía Fosforescente es una de las pocas que existen en el mundo; por lo tanto, debemos protegerla.

Salidas a la Bahía: 7:30 p.m. en adelante

¿Te resultó interesante?

suscribete a aqui esta puerto rico

Deja un comentario