Blas el Campanero

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Blas era el Campanero mayor de la Catedral de San Juan. Su familia no fue afortunada ni en lo económico ni en lo social. Para sobrevivir hacía trabajos humildes y su tiempo libre lo utilizaba en ayudar a los demás.Una de sus responsabilidades era atender los menesteres de la Iglesia Catedral. Era muy estimado por el párroco por su humildad y laboriosidad.

Un día le fue encomendado el campanario de la iglesia.

—“ Blas , tú serás el campanero de nuestra Catedral. Velarás por el orden de la iglesia y sobre todo por la puntualidad del toque de campanas. Para que estés cerca dormirás en el “ranchito” detrás de la Catedral”.

Una tarde , casi entrada la noche salió Blas a toda prisa. Sabía que tenía que regresar pronto para repicar las campanas de las siete de la noche. Se le hizo tarde el regreso por lo que venía corriendo por aquellas calles estrechas y oscuras. De pronto tropezó con un extraño bulto. Era una pobre y andrajosa anciana. Ésta le extendió la mano pidiendo limosna

—”Señor por favor que se me hace tarde”.
—“Debo ir a la Iglesia a tocar las campanas. Si no las toco a tiempo la gente se confundirá con la hora”.

Al ver que la anciana insistía, ni corto ni perezoso , cargó a aquella mujer sobre sus hombros y la llevó con él hasta la Catedral. Allí se sentó a compartir su comida con aquella pordiosera, cuya única casa era la calle.

—”Come ligero abuelita que debo ir a tocar las campanas”.

Pero la anciana levantó su mano , señaló con su dedo las campanas y estas como por arte de magia comenzaron a repicar.

—“Cuando se te haga tarde para tocar las campanas llámame. Gerardina, Gerardina, ven en mi ayuda. Y yo te ayudaré. Dondequiera que esté; tocaré las campanas por ti “.

Por muchos años más vivió el Campanero. Pero como a todos, le llegó el momento de partir de este mundo. Dice la leyenda que el día que murió Blas las campanas sonaron y doblaron solas por largo tiempo. Anunciaban que el Campanero había muerto.

¿Pero quién tocaba las campanas? ¿Sería Gerardina?

Comparte este Artículo en tus Redes Sociales

Tu Opinión es importante. Déjanos un Comentario

Lionel Valentin Calderon

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Publicaciones Recientes

Publicaciones Recientes

keyboard_arrow_up