Capá Prieto

Comparte la experiencia en tus Redes Sociales

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Capá prieto

Cordia alliodora-Boraginaceae- El capá prieto es un árbol siempre verde mediano o grande, de hasta 70 pies de altura, con tronco de 2 pies de diámetro, pero puede alcanzar los 120 pies de altura, con tronco de 3 pies de diámetro. Se caracteriza por su tronco cilíndrico, generalmente libre de ramas por muchos pies; su corteza pardo-grisácea acanalada; sus hojas alargadas, opuestas, de color verde amarillento; y sus abundantes ramilletes de flores blancas, fragantes, cada una como de media pulgada de diámetro. Florece y fructifica con cierta irregularidad, dependiendo de la localidad donde crece. Los árboles en flor son vistosos y se reconocen desde lejos. Las flores fértiles permanecen en el árbol y se tornan pardas. Las frutas son unas nuececillas parecidas a un grano de arroz que permanecen dentro de la flor, la cual luego de secar se desprende y vuela con el viento, los pétalos girando rápidamente como aspas de helicóptero.

El árbol es nativo de las Antillas y desde el sur de México hasta la mitad norte de Sudamérica. Ha sido introducido a la Florida, África y varias islas del Pacífico. Hay plantaciones en Centroamérica, Surinam y Nigeria. En las Islas Galápagos se considera una maleza porque crece rápido y desplaza a las especies nativas. En Costa Rica le llaman árbol de bodas porque los pequeños agricultores de café cortan y venden uno de sus árboles para ayudar a pagar la boda de un familiar. En Puerto Rico crece naturalmente en los llanos costeros, la zona caliza y las montañas hasta los 3000 pies de altitud, a parte de haberse sembrado extensamente en los bosques estatales y para sombra de café. Las plántulas necesitan luz abundante para crecer, por lo que colonizan principalmente áreas abiertas tales como claros en el bosque, pastizales y orillas de caminos.

La albura es crema amarillenta y se distingue fácilmente del duramen, que recién cortado varía de pardo verdoso a oliva, con vetas oscuras en los bordes de los anillos de crecimiento. Con el tiempo el duramen se torna pardo dorado y las vetas oscuras se acentúan. La madera es moderadamente liviana, fácil de trabajar y estable ante los cambios de humedad. La fibra es usualmente recta y la textura y el lustre son medianos. Seca al aire con moderada lentitud y pocos desperfectos. Recién cortada despide un agradable y característico olor a especias. Esta es una de las maderas favoritas de los artesanos y los ebanistas, quienes la usan para muebles, instrumentos de cuerda, tallas, artículos torneados, como superficie para pirograbados y para artesanías diversas. También se usa para restaurar casas antiguas, carpintería y pisos. En el pasado se usó para vigas de puentes y de edificios -incluyendo algunas áreas de La Fortaleza- y para producción de carbón. En otros países se usa para muebles, pisos, puertas, artículos deportivos, botes, remos, postes, puentes y traviesas de ferrocarril.

¿Te resultó interesante?

suscribete a aqui esta puerto rico

Deja un comentario

Publicaciones que pueden ser de interés para ti