Archivos para Leyendas

Los Milagros de San Patricio

En tiempo de don Francisco Manuel de Obando, Teniente de Gobernador por don Luis Colón en esta isla, allá por el año de 1536, hubo una sequía tan prolongada, que fué la desesperación de estancieros y labriegos,

Artículo Completo »
Los Negros Brujos

Los Negros Brujos

Cayetano Coll y Toste- El 12 de enero de 1591 tomó posesión de este Obispado el fraile franciscano Nicolás Ramos y Santes. Era fuerte en teología y presumía de erudito. Tenía a Torquemada metido en la mollera.

Artículo Completo »
Los restos de una cadena de oro

Los restos de una cadena de oro

Cayetano Coll y Toste- Corría el año de 1564, El galeón San Jerónimo que conducía al nuevo gobernador don Francisco de Bahamonde y Lugo, capitán de caballos en Flandes, había fondeado en la cala de San Juan. Los oficiales

Artículo Completo »
Leyenda de Maricao

Maricao

Cuenta la leyenda que la bella princesa taína, María, nombre cristiano con el que se le conocía, se enamoró de un valeroso conquistador español. Corrían los tiempos de la rebelión indígena, y el ambiente olía a guerra.

Artículo Completo »
La leyenda de Nuestra Señora de Monserrate

Nuestra Señora de Monserrate

En la plaza de Hormigueros encontrará la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Monserrate. Cuenta la leyenda que en el año 1590 el jíbaro campesino puertorriqueño Giraldo González se encontraba en una de las colinas, de

Artículo Completo »
El Ojo del Buey

Ojo del Buey

El Ojo del Buey, al final del Barrio Mameyal en el pueblo de Dorado. Se caracteriza por ser un área recreativa frente a una pequeña bahía cerca de un litoral rocoso colindante a la desembocadura del Río

Artículo Completo »
Leyenda del Pico Pajaro

Pico Pájaro

En el Bo. Aguacate se encuentra un monte que al mirarlo desde el abra del frente (abertura ancha entre 2 montañas) parece un pico de un ave. Se conoce como El Pico Pájaro. En ese valle vivía

Artículo Completo »
Santa Rosa de Lima

Santa Rosa de Lima

Cayetano Coll y Toste– A mediados del siglo XVI empezó la decadencia y ruina de la incipiente colonia portorriqueña, desaparecido ya el brazo rojo, que se explotaba inicuamente en pingüe servidumbre con la máscara hipócrita de la

Artículo Completo »