Corozal

El nombre de Corozal se deriva de la palma de corozo (Acrocomia media), la cual se caracteriza por ser robusta, espinosa, que produce unos frutos comestibles amarillos en racimos. Para los taínos, este fruto constituía parte de su dieta. Los primeros colonizadores extraían aceite de éste...
Corozal Puerto Rico

EDPR- Corozal está situado en la región centro oriental de la Isla, cerca de la costa norte. Limita al norte con Vega Alta y Toa Alta; al sur con Orocovis, Barranquitas y Naranjito; por el este con Naranjito y por el oeste con Morovis y Orocovis. Su superficie es de 110.4 km² (42.6 millas²). Consta de 13 barrios: Abras, Cibuco, Corozal Pueblo, Cuchillas, Dos Bocas, Magueyes, Maná, Negros, Padilla, Palmarejo, Palmarito, Palos Blancos y Pueblo (Barrio). Posee una población de 36,867 corozaleños (según el censo 2000).

Los corozaleños son conocidos como ‘Los Plataneros’ debido al gran número de siembras de plátano que hay en las montañas del municipio. También le llaman la ‘Cuna del Voleibol’ y la ‘Capital del Centro de la Isla’.

Las fiestas patronales de Corozal en honor a la Sagrada Familia se celebran en el mes de enero. Además, realizan el Festival del Plátano.

Geografía

Las partes más elevadas de este municipio están al sur, en los barrios Palmarito y Maná, donde la altura sobre el nivel del mar alcanza los 2,296 pies (700 metros). En el suroeste, en Magueyes, el cerro de igual nombre mide 2,067 pies (630 metros). Hacia el sur, entre los barrios Palmarito de Corozal y Mata de Cafías de Orocovis, se levanta el cerro Matacañas, cuya punta alcanza los 2,408 pies(734 metros ) en la jurisdicción de Orocovis. En centro de Corozal, en los barrios Negros y Palos Blancos, se extienden las montañas de Corozal, con una altura de entre 1,640 pies (500 metros) y 2,296 pies (700 metros). En el norte, en los barrios Cibuco, Abras y Palmarejo, la superficie es llana.

Los ríos, de donde se obtuvo más oro durante el proyecto de minería, en los primeros siglos de la colonización de la Isla fueron: el Cibuco, el Corozal, el Espíritu Santo, el Fajardo, el Herrera, el Mameyes, el Manatí, el Mavilla, el Morovis y De la Plata. Cuatro de ellos riegan el municipio de Corozal: el Cibuco y sus tres tributarios: Corozal, Mavilla y Morovis. Otros ríos afluentes del Cibuco son: Negros, Dos Bocas, Indio, Unibón y Las Carreras. De todos ellos, el que más oro produjo fue el Mavilla.

El Cibuco nace en el barrio Cuchillas de Corozal y desemboca en el océano Atlántico, al norte de Vega Baja. Tiene una longitud de unos 35 kilómetros (21.7 millas). El Corozal nace en el barrio Negros de Corozal y se extiende a través de 8 kilómetros (5 millas).

El Mavilla se origina en el barrio Cedro Arriba de Naranjito y tiene una extensión de aproximadamente 25 kilómetros (15.5 millas). El Morovis nace en el barrio Morovis del municipio de igual nombre. Su longitud aproximada es de 11 kilómetros (7 millas). El río Grande de Manatí cruza este municipio de sureste a suroeste. Su afluente, la quebrada Riachuelo, nace en Corozal.

En el barrio Abras, se encuentran las cuevas: La Chiquita y Quintero y en el barrio Padilla, la Rodríguez; todas son húmedas y oscuras. La cueva Quintero se caracteriza por ser profunda.

Fundación e historia

El nombre de Corozal se deriva de la palma de corozo (Acrocomia media), la cual se caracteriza por ser robusta, espinosa, que produce unos frutos comestibles amarillos en racimos. Para los taínos, este fruto constituía parte de su dieta. Los primeros colonizadores extraían aceite de éste.

Para finales del siglo XVIII, el llamado sitio de Corozal formaba parte de la jurisdicción de Toa Alta, sin llegar a ser uno de sus barrios. La distancia entre ambos lugares y las constantes crecidas del río Cibuco imposibilitaban la comunicación con el casco urbano. Esto motivó a que algunos vecinos se organizaran y solicitaran ante el gobernador, autorización para fundar un pueblo independiente, la cual les fue otorgada en 1795. Por esta razón, algunos investigadores plantean que este fue el año de fundación.

No obstante, la fundación de un nuevo pueblo estaba condicionada al cumplimiento de ciertas disposiciones, entre las que se encontraban la construcción de una iglesia, instalaciones gubernamentales, el deslinde del territorio y la celebración de elecciones. El año de la fundación oficial de Corozal se considera el 1803 o 1804, fecha para la cual ya existía una iglesia rudimentaria, se había cercado el cementerio y había sido electo el teniente a guerra, funcionario que lideraría el territorio. Más adelante, este funcionario pasó a llevar el nombre de alcalde.

En el 1828, el territorio contaba con 1,985 habitantes. Durante esta época, la economía de Corozal se basaba en la producción de café, tabaco, caña de azúcar y otros frutos menores, así como en la ganadería. Para 1853, existían 28 trapiches, numerosas haciendas de café y estancias de frutos menores. Por un breve periodo tiempo, también tuvo lugar actividad la explotación de minas de oro.

En 1855, Corozal contaba con dos escuelas públicas, una en el centro del pueblo y otra en la zona rural. Además, el territorio estaba dividido en los barrios: Corozal Pueblo, Cuchilla, Dos Bocas, Habras, Maná, Negros, Padilla, Palmarejo, Palmarito, Palos Blancos y Sibuco. A pesar de varios desastres naturales, como la epidemia del cólera morbo (1855) y los estragos de los huracanes San Roque (1893) y San Ciriaco (1899), la población había aumentado a 11,508 habitantes para el 1899.

Tras la aprobación de la Ley para la Consolidación de Ciertos Términos Municipales en 1902, Corozal volvió a formar parte de Toa Alta. Se reconstituyó una vez más como municipio en 1905, cuando se derogó dicha ley. Más adelante, para 1948, ya existía el barrio Magueyes y se reconstituye el casco urbano, creándose también un barrio nuevo, Pueblo. En el 1950, el municipio constaba de 23,087 habitantes.

En la actualidad, en Corozal aún tiene lugar la actividad agrícola, aunque en menor escala. El municipio cuenta también con fábricas de prendas de vestir, de productos alimenticios y de maquinarias.

Símbolos: La bandera de Corozal está inspirada en su escudo. Consiste en tres franjas horizontales de igual anchura: amarilla la superior, verde la del medio y azul la inferior. La franja central lleva estampado el escudo del pueblo.

Escudo: El escudo está dividido en dos partes, arriba en campo de oro, se encuentran tres palmeras de corozo frutadas, ante montañas y tras ondas de agua de azul y de plata. Por timbre, tiene una corona mural de oro de tres torres, mazonada de sable y aclarada de sinople. Bajo el escudo, sobre una cinta volante blanca, figura la frase: “En Dios y Corozal, todos unidos”. El lema, puesto en español, como expresión del espíritu de los tiempos, expresa sentimiento de fraternidad de todos los corozaleños bajo la común paternidad de Dios. Las palmeras de corozo representan el nombre del pueblo y su río, cuyas orillas poblaban frondosamente estas palmeras. Las montañas representan los montes corozaleños, altos y gallardos, y simbolizan la “reciedumbre y altura de miras” de los hijos de Corozal. Las ondas representan el río de Corozal, y las piedras de oro, el metal que hasta hace poco se recogía de sus arenas. El color dorado del campo del escudo es símbolo de laboriosidad y alude, también, al oro de Corozal. La corona mural es emblema con que se timbran los escudos de las ciudades y pueblos.

Comparte este Artículo en tus Redes Sociales

Tu Opinión es importante. Déjanos un Comentario

Lionel Valentin Calderon

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Publicaciones Recientes

Publicaciones Recientes