Jobillo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Jobillo

Spondias mombin -Anarcadiaceae. El jobillo se denomina así por su menor tamaño en comparación con el jobo. No obstante, el jobillo de hoy es el jobo original y así se llamó hasta que la gente comenzó a llamar jobo al jobo de la India, cuya fruta es dos veces más grande.

Según las autoridades, el jobillo es nativo de Centro y Sudamérica, pero la raíz indígena del nombre sugiere que la fruta se encontraba en el Caribe cuando llegaron los españoles. Spondias significa ciruela, en referencia a la forma de la fruta. El autor desconoce el origen de mombin, pero es de suponerse que deriva de un nombre indígena para la fruta. El árbol alcanza los 80 pies de altura, con tronco de 2.5 pies de diámetro. Las hojas tienen hasta diecinueve hojuelas. Las flores son pequeñas y se agrupan en inflorescencias terminales parecidas a las de su pariente el mangó. Las frutas son miden hasta 1.5 pulgadas de largo. Debajo de la cáscara fina hay una pulpa delgada pero dulce y jugosa, con un sabor parecido a la soda de piña. Luego hay un hueso grande y fibroso que contiene varias semillas.

El jobillo atrae a moscas que depositan huevos en frutas en descomposición y por lo tanto debe comerse poco después que cae del árbol. Jobo gusanero es otro de sus nombres. En otros lugares el jobillo se usa para preparar refresco, dulce, helado, mermelada e incluso vino. El árbol florece durante el invierno y la primavera, y la fruta madura desde el verano hasta el invierno. Vocablo de origen indígena, Jobo (o Jobos) es el nombre de barrios en Guayama e Isabela; sectores o secciones de barrios en Arecibo, Cabo Rojo, Lares y Morovis; una bahía entre Guayama y Salinas; un río en territorio de Guayanilla y Peñuelas; quebradas en Aguada, Añasco, Ciales y Utuado; y una cueva entre Arecibo y Utuado.

También te puede interesar

Comparte este Artículo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on delicious

Tu Opinión es importante. Déjanos un Comentario

Dr. José A. Mari Mutt

José Mari Mutt nació y se crió en Mayagüez, Puerto Rico. Obtuvo el grado de Bachiller en Zoología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico y los grados de Maestro y Doctor en Entomología en la Universidad de Illinois. Durante 35 años trabajó como profesor de Biología en el RUM. Fue Editor del Caribbean Journal of Science durante doce años y Director del Departamento de Biología, de la Oficina de Publicaciones del Colegio de Artes y Ciencias, de la Oficina de Estudios Graduados y de la Biblioteca General. Casi una centena de artículos científicos y especializados dan cuenta de su intensa y comprometida trayectoria. Una de sus más recientes iniciativas es Ediciones Digitales, un proyecto académico de acceso abierto, sin fines de lucro y sin más propósito que compartir en la red los resultados de diversas investigaciones.

Publicaciones Recientes

Publicaciones Recientes