Resultados para la Búsqueda que iniciaste

No conocer el pasado de es ser irresponsable con aquellos que forjaron lo que somos hoy; no conocer el hoy es ser irresponsable con las generaciones futuras. gracias por querer Conocer a Puerto Rico.

Punta Ballena

Punta Ballena

PLNAT– La Reserva Natural Punta Ballena es un área relativamente plana en la costa del Bosque Estatal de Guánica, que se ubica entre dicho municipio y Yauco, en la Región Sur de Puerto Rico. También conocido como el Bosque Seco de Guánica, es el bosque de su clase más importante en todo el Caribe, y

Leer Artículo Completo » »

Que bueno, que bueno

Cuentan que un rey tenía un consejero que ante circunstancias adversas siempre decía: “Que bueno, que bueno, que bueno”. Pasó que un día andando de cacería, el rey se cortó un dedo del pie y el consejero exclamó: “Que bueno, que bueno, que bueno” El rey cansado de esta actitud, lo despidió y el consejero

Leer Artículo Completo »
Leyenda de Maricao

Maricao

Cuenta la leyenda que la bella princesa taína, María, nombre cristiano con el que se le conocía, se enamoró de un valeroso conquistador español. Corrían los tiempos de la rebelión indígena, y el ambiente olía

Ver Artículo Completo »
Leyenda de Diego Salcedo

Diego Salcedo

La historia nos narra que para principios del año 1511, los aborígenes indios taínos, comenzaron a sublevarse por el maltrato y abuso que recibían de parte de los españoles colonizadores. Esta situación esclavizante, hizo que el Cacique Agüeybaná, Cacique Supremo de los indios de …

Ver Artículo Completo »
Leyenda del Coquí y la Fauna-770x520

El Coquí y la Fauna

Yukiyú decidio darle a la noche un sonido melodioso. Quería una nana permanente y natural que nos sirviera de arrullo y compañía. Escogio de entre las ranas, una de ellas, la más pequeña, temerosa y resbaladiza, con grandes ojos azabache que se escondía entre las hojas de plátano…

Ver Artículo Completo »
Las Ánimas en Pena

Las Ánimas en Pena

En una noche, se dispuso a pasar por el cruce Don José, vecino y comerciante del barrio. Éste venía con su animal cargado de víveres para el negocio que tenía más arriba en el camino. El sector se encontraba en penumbras y apenas se veía el camino inmediato para poder caminar. Don José cargaba en su cinto un revolver para protegerse…

Ver Artículo Completo »
Blas el Campanero

Blas el Campanero

Por muchos años más vivió el Campanero. Pero como a todos, le llegó el momento de partir de este mundo. Dice la leyenda que el día que murió Blas las campanas sonaron y doblaron solas por largo tiempo. Anunciaban que el Campanero había muerto. ¿Pero quién tocaba las campanas? ¿Sería Gerardina?

Ver Artículo Completo »
El Pozo de Jacinto

El Pozo de Jacinto

Al asomarse a la abertura, vio los cuerpos de Jacinto y la vaca, golpeándose violentamente sobre las piedras. Lejos de sentirse conmovido por la aterradora escena, el dueño gritó y maldijo su mala suerte de haber perdido la vaca. Poco le importó el destino de Jacinto, pues este había sido responsable de la muerte de su animal.

Ver Artículo Completo »
Salto Collazo

El Salto Collazo

Aquí han surgido otras misteriosas narraciones, de amor, de venganza, de odio y de pasión. Pero ante todo el agua clara y fría sirve para que muchos niños del barrio, acompañados de adultos, se den buenos chapuzones. También muchos paisanos nuestros que vienen de otros puntos de la Isla, se dan una zambullida en sus aguas.

Ver Artículo Completo »
El Salto de la Encantada

El Salto de la Encantada

Es cosa sabida en el pueblo , que si la noche de San Juan a las doce de la noche una niña se aventura a ir sola al chorro de la encantada , se le aparecerá Humata peinándose con su peine de oro, le contará su historia y le dará un talismán que la libre de las traiciones y perfidias de los hombres.

Ver Artículo Completo »
El Perro de Piedra

El perro de piedra

Todavía hoy, aunque lujosos hoteles bordean la costa y modernos jets remontan el cielo convirtiendo el Castillo de San Jerónimo en un simple eco de su tiempo, asombrosamente, «Guesipelao» se encuentra en el mismo arrecife… en el mismo lugar de su fiel vigilia, ahora convertido en piedra con el paso del tiempo, pero aún esperando fielmente el regreso de su amo.

Ver Artículo Completo »

Comparte este Artículo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on delicious

Tu Opinión es importante. Déjanos un Comentario